Fiscal pidió perpetua por el crimen de Andrés Coronel

El imputado es Oscar "El Gitano" Carriqueo y la sentencia de la Cámara Primera se conocerá el 1 de julio.



#

"El Gitano" Carriqueo dijo que él no lo mató. Foto: Archivo

ROCA

La fiscal Graciela Echegaray pidió que condenen a prisión perpetua a Oscar Carriqueo por el asesinato de Andrés Coronel, mientras que el defensor oficial Miguel Salomón reclamó la absolución por el beneficio de la duda. El miércoles 1 de julio, se conocerá la decisión de los integrantes de la Cámara Criminal Primera. Minutos antes “El Gitano” Carriqueo pronunció sus últimas palabras previas a la sentencia: “Yo no lo maté”.

Para la fiscal Echegaray, el crimen ocurrido en la madrugada del 14 de julio del año pasado en el barrio Tiro Federal fue un “homicidio calificado por alevosía y por el uso de un arma de fuego, en concurso real con portación de arma de guerra son la debida autorización legal”.

La fiscal consideró demostrado que aquella noche, Carriqueo fue a increpar a Coronel por un problema de drogas y lo mató de varios disparos por la espalda luego de decirle a la víctima que se fuera corriendo del lugar. Sostuvo que el autor de los disparos fue Carriqueo, porque era el único que insultaba y golpeaba a la víctima y porque los testigos aseguraron haberlo visto esa noche que dos armas de fuego en su poder, una en cada mano.

En cambio el defensor Salomón reclamó la absolución por el principio de la duda porque “nadie lo vio disparar” y los testigos sólo “suponen” que fue él.

Dos de los testigos, que declararon sin la presencia de Carriqueo porque alegaron temor, aseguraron que aquella noche habían ido a buscar al “Gitano” para que los ayudara a recuperar unas cosas robadas y por eso recorrieron varias casas de la zona norte de la ciudad, guiados por éste. Cuando terminó el recorrido, el conflicto se desató en la calle Maipú casi Las Heras, donde se encontraba Coronel.

Se generó una discusión en la Carriqueo le reprochó que lo había querido “pasar por encima” y Coronel le propuso “ir a medias” con “un kilo” de droga que tenía en su casa para pagar su deuda y se desató el ataque a balazos. Carriqueo reconoció que estuvo en ese lugar, pero dijo que “se tiró al piso” cuando escuchó las detonaciones y que no sabe quién le disparó a Coronel.

Todos los testigos presenciales dijeron que “El Gitano” era el único que estaba armado esa noche, aunque aclararon que no lo habían visto disparar.

Dos de esos testigos cargaron a Coronel malherido en un auto, lo arrojaron en la calle central del hospital, a unos metros de la guardia, y abandonaron la escena. Cuando los médicos asistieron a la víctima ya no quedaba nada por hacer.


Comentarios


Fiscal pidió perpetua por el crimen de Andrés Coronel