Flores anuales

Son una forma económica y divertida de adornar su jardín.



1
#

2
#

3
#

Ahora que estamos algo más seguros de que no habrá más heladas primaverales o “tardías”, como las llaman en el campo, podemos pensar seriamente en hacer las siembras de flores anuales para adornar nuestros jardines. Recuerde que se las llama así, porque completan su ciclo en un solo verde, o sea germinan, vegetan, florecen y desaparecen al fin del otoño con los primeros fríos. En las casas de jardinería es sumamente amplia la oferta de semillas en pequeños paquetitos, donde generalmente figuran las recomendaciones básicas de época y forma de siembra. Tenga en cuenta la fecha de envasado de la semilla, que debe figurar en el sobre. La mayoría de la oferta es de semilla híbrida. Por lo general se identifican como F-1, que no se refiere a la Fórmula 1 del automovilismo sino que es el primer cruzamiento obtenido. Darán plantas y flores de mayor vigor y tamaño, pero las semillas obtenidas de ellas por lo general no germinarán pues son estériles como las mulas, originadas en el cruzamiento de asno con yeguarizo. Las siembras se pueden hacer en macetas, cajoneras o al aire libre protegidas del frío, si se tiene la sospecha de que aún pueda helar. Las semillas se cubren 3 veces su diámetro y las que son muy pequeñas, como la de la begonia nácar, sólo se aprietan en el sustrato, sin cubrir. En ese caso, el riego se hace a través de un pequeño “estanque” de papel de diario colocado sobre la siembra, para que la humedad pase lentamente sin lavar la semilla. El papel se retira una vez que está totalmente seco, para evitar que la semilla quede adherida. SIEMBRA DIRECTA Las semillas de mayor tamaño, como son los brincos, caléndula, girasol de adorno y zinnia, se pueden plantar en el lugar definitivo, al igual que otras que se usan para cubrir espacios amplios en el cantero, como alisos, amapola de California, los alelíes en general como el amarillo, el gigante rojo y el alelí de Mahon, la gazania y el clavel chino. Si se quiere tener mayor control sobre ellas, también se pueden sembrar en almácigas. EN ALMÁCIGAS Otras semillas más pequeñas y de especies que necesitan mayores cuidados es aconsejable sembrarlas en almácigas. Podemos incluir aquí especies como la alegría del hogar, la begonia flor de azúcar o nácar, crestas de gallo y cresta plumosa, los conejitos en sus múltiples variedades, coquetas, godetia, petunias simples y dobles, rudbeckia y verbena. Los trasplantes al lugar definitivo se realizan cuando los plantines tienen entre 4 a 6 hojas, siempre al atardecer y si se las quiere proteger los primeros días, se clavan varas de álamo con hojas del lado del sol.

TEODORICO HILDEBRANDT eljardin@rionegro.com.ar

jardinería


Comentarios


Flores anuales