Foulkes suma críticas opositora por el Plan Castello

La concejal Cullumilla habló de “sistema de presiones” y el legislador Martínez cuestionó que no haya pedido financiamiento de la provincia.



#

El intendente se reunió con representantes de los colegios profesionales.

La búsqueda de licencia social y acompañamiento institucional al endeudamiento para obras de asfalto mediante el crédito del Plan Castello por parte del intendente José Lus Foulkes, generó rápidas reacciones de la oposición. El jefe comunal convocó a entidades empresariales y Juntas Vecinales para interiorizarlos del plan y sumarlos para intentar revertir la posición de los concejales opositores.

La edil del Frente para al Victoria, Silbana Cullumilla salió a contestar. “Estamos viendo cómo funciona en nuestra ciudad el sistema de presiones y supervivencia del negociado de un pequeño grupo, que lejos está de preocuparse por las necesidades reales de todos los vecinos de Viedma”, afirmó Cullumilla.

Dijo que Foulkes “echa mano de forma desesperada a cualquier recurso, no escatimando para ello en prácticas mafiosas en la intención de presionar al Concejo Deliberante”.

Acusó que “aseguran representar a distintos colegios de profesionales, pero en realidad son los interesados directos en llevarse los dólares al bolsillo que deberán pagar los vecinos y vecinas de Viedma”.

Agregó que “tuvieron más de 12 años para buscar soluciones, ¿por qué ahora? La razón es clara, no les preocupa el asfalto ni nuestra ciudad, les interesa, cual aves de rapiña, que los dólares que se ofrecen (y que no saldrán gratis) no se les escape a su grupo de amigos: a la “corpo” local”.

A los cuestionamientos se sumó el legislador Raúl Martínez (FpV). “No se entiende la actitud del intendente Foulkes por buscar apoyos para financiar la obra de pavimentación de calles, cuando no hizo nada, ni siquiera una opinión, sobre obras para Viedma en el marco del Plan Castello”, sostuvo.

“Me pregunto, por qué no solicitó al gobierno provincial el financiamiento del asfalto cuando todos los municipios reclamaron por obras para sus pueblos”, dijo Martínez y agregó que “seguramente desde el oficialismo municipal me acusen de no querer mejorarle la calidad de vida a los vecinos, pero quiero recordar que fue mi voz la única que se escuchó en la legislatura reclamando obras para Viedma en el Plan Castello, de las que alguna se incluyó en el listado”.

Concluyó que “después de la corrida cambiaria, la zozobra financiera y la incertidumbre reinante, un crédito tampoco es lo más aconsejable, si quiere hacer la obra saque la plata de los plazos fijos y finánciela Intendente, sin endeudar al pueblo”.


Comentarios


Foulkes suma críticas opositora por el Plan Castello