Fuerte reclamo a Gennuso en Bariloche por la falta de colectivos

Hubo protestas en la zona del Alto de la ciudad y en el oeste. Los usuarios exigieron una solución definitiva al gobierno municipal. Van 12 días sin servicio de transporte urbano por el paro de los trabajadores de Mi Bus, que piden el pago de los salarios.

Cientos de usuarios del transporte publico  reclamaron esta tarde de viernes en el Alto de Bariloche y en otros puntos de la ciudad. (Foto: Marcelo Martínez)

Cientos de usuarios del transporte publico reclamaron esta tarde de viernes en el Alto de Bariloche y en otros puntos de la ciudad. (Foto: Marcelo Martínez)

María Bravo camina unos 2 kilómetros varias veces a la semana desde su casa en el barrio Nahuel Hue hasta el vertedero municipal de Bariloche donde trabaja. Y afirma que todos los fines de semana debe movilizarse a pie hasta la feria de la calle 25 de Mayo. Allí, vende lo que puede en la calle para juntar unos pesitos para “parar la olla”. Necesita el colectivo porque está cansada de caminar.

Yaquelin Almonacid vive en el barrio Nuestras Malvinas. Dice que trabaja en el kilómetro 13 de la avenida Bustillo. Como no hay servicio de transporte urbano de pasajeros, la mujer relata que debe tomar un remís, que comparte con una compañera, para aliviar un poco los 1.100 pesos que cuesta el viaje. Y los remises solo transportan dos pasajeros por viaje por razones de prevención sanitaria.

Los habitantes de los barrios salieron este viernes a las calles de Bariloche a manifestarse. (Foto: Marcelo Martínez)

Alberto Juárez tiene su domicilio en el barrio Valle Azul, uno de los últimos en la zona sur del ejido de Bariloche. No tiene auto. Sin el servicio de colectivo, está obligado a pagar 800 pesos por el viaje de ida y vuelta hasta el centro de la ciudad.

Cristian Bustos es vecino del barrio 645 Viviendas. “Yo camino hasta el centro, no tengo problemas, pero otros vecinos no puedan caminar casi 5 kilómetros”, sostiene.

Un grupo numeroso se concentró en la rotonda de la avenida Juan Herman. (Foto: Marcelo Martínez)

María, Yaquelin, Alberto y Cristian sumaron sus voces al reclamo que un grupo numeroso de vecinos de barrios de la zona del Alto de Bariloche hicieron esta tarde de viernes en la rotonda de la avenida Juan Herman, frente al supermercado Changomas.

Los manifestantes expresaron su descontento con la falta de transporte urbano, que está paralizado desde el lunes de la semana pasada a raíz del paro de los trabajadores de la empresa Mi Bus, que reclaman el pago de la totalidad de sus salarios. Y exigieron al intendente Gustavo Gennuso una solución definitiva.

La protesta interrumpió el tránsito por mas de una hora en ese punto de la ciudad. Los conductores, de cientos de automotores, tuvieron que sortear el bloqueo por las calles colectoras. Pero se generaron largas filas de vehículos, camionetas y camiones que querían sortear la manifestación. Aunque hubo muchas personas que hicieron sonar las bocinas de sus automotores para expresar su apoyo al reclamo.

Desde hace 12 días, los usuarios están sin servicio de transporte público de pasajeros en Bariloche por el de paro de los choferes de Mi Bus.( Foto: Marcelo Martínez)

“Es injusto que no le paguen a los colectiveros”, afirma Yaquelin. “El intendente que salga del asiento y ayude a la gente”, exigió.

“Gennuso tiene que garantizar el colectivo para la gente que lo necesita para ir a trabajar. Acá el que la sufre más siempre es el pobre”, lamentó Yudith Maripan.

Las dos vecinas reclamaron que cuando se normalice el servicio pase con más frecuencia por el barrio Nuestras Malvinas, “porque el colectivo pasada cada dos horas”. “Lo poco y nada que uno hace trabajando lo gasta en remise”, afirmó Yaquelin. Las mujeres comentaron que ir desde su barrio hasta la calle Onelli cuesta 200 pesos en remís.

“El intendente es uno de los principales responsables. Nos abandonó, nos dejó sin colectivos y nosotros somos los perjudicados”, aseveró Alberto.

“Señor intendente, usted es responsable de defender nuestros derechos que hoy son vulnerados”, decía el cartel que Cristian sostenía en la protesta. “La verdad, el intendente no ha estado a la altura para resolver el problema”, opinó el joven.

La protesta comenzó a las 17 y se extendió casi dos horas en la rotonda de la avenida Juan Herman. (Foto: Marcelo Martínez)

“Estamos para acompañar a los vecinos y a todos los ciudadanos que sufren el problema”, explicó César Daniel Alonso, de la agrupación Juan Manuel Palacios de la UTA, que está distanciada de la conducción oficial del sindicato.

“El colectivo es un servicio esencial en todo el ejido y nosotros queremos trabajar”, afirmó Alonso, que es chofer de Mi Bus.

“No es como dice el intendente que somos unos vagos, estamos reclamando el justo derecho que tienen los compañeros de cobrar sus salarios”, recordó Alonso.

Recordó que todavía no cobraron el 50 por ciento que falta de octubre. Y lamentó las expresiones “desacertadas e inoportunas del intendente” en relación al conflicto de los trabajadores de Mi Bus y la empresa.

“El intendente salió a mentir y a pegarle a los trabajadores como que fuéramos culpables del deficiente servicio que tiene la ciudad”, manifestó Alonso.

Opinó que la responsabilidad “es compartida” entre los dirigentes de la clase política de la ciudad, que no se comprometen en dar una solución al conflicto permanente en el servicio de transporte urbano de pasajeros.

Y atribuyó al Ejecutivo municipal, el Concejo Municipal y a los organismos que deben controlar la calidad y eficiencia del servicio.

Los trabajadores de los barrios alejados del centro de Bariloche son los más perjudicados por la falta de colectivos. (Foto: Marcelo Martínez)

En el oeste el mismo problema

Altas dosis de hartazgo y de enojo quedaron expuestas hoy en las movilizaciones simultáneas convocadas en varios puntos de la ciudad por las juntas vecinales para protestar por los cortes permanentes en el servicio del transporte y exigir una solución definitiva. 

Hubo concentraciones en las rotondas de Herman y Circunvalación, Herman y Pasaje Gutiérrez, en el kilómetro 8 de Bustillo y también en el kilómetro 13.

En el kilómetro 13 los vecinos se ubicaron con carteles en la puerta de un supermercado, se manifestaron con aplausos y cortaron el tránsito sobre Bustillo de modo intermitente.

Muchos automovilistas tocaron sus bocinas en señal de apoyo. “Gennuso, ponete a trabajar” decía uno de los letreros improvisados sobre cartón, en alusión directa a la pasividad que los manifestantes atribuyen al intendente. 

Ni la lluvia pudo frenar la protesta de los usuarios que exigieron al intendente Gennuso una solución. (Foto: Marcelo Martínez)

Ceferino Cravena es una de las víctimas de la falta de servicio y se sumó a la concentración a pesar del dolor de piernas por haber caminado esta mañana desde el 13 hasta el centro, ida y vuelta, porque tenía un turno en el hospital y no lo quería perder.

“Estoy sin laburo, estamos muy mal, y encima con la pandemia nadie te levanta. No podemos seguir sin colectivos” se quejó. Opinó que las soluciones deben ir “a fondo” y en su caso se inclina “por que se vaya la empresa y si es posible que se municipalice el servicio”. 

Había en el grupo manifestantes de Casa de Piedra, de Cerro Lindo, de barrio Don Orione y también algunas mujeres de Villa Llanquihue, ubicada en el kilómetro 23, que se trasladaron en el auto de una vecina para exigir también la normalización del transporte.

Una de ellas, Gladis González, dijo que trabaja de mucama y que solo puede hacerlo los días en que su jefe la lleva y la va a buscar. Pero que no todos tienen esa oportunidad. También señaló que le quedan lejos incluso “los mercados para comprar” y necesita imperiosamente el colectivo. 

Manuel Díaz, del barrio Nueva Jamaica, llevaba un pequeño cartel y también se sumó a la movilización porque -dijo en voz baja- “ésto no se aguanta más”.

Señaló que está impedido de trabajar y a punto de obtener la jubilación, que tiene que presentarse en Anses para conseguir un turno porque por internet “es imposible” y que tiene todo frenado por la falta de colectivos. A su entender, la única salida es “incautar los coches y municipalizar el servicio”.

Juntas vecinales convocaron a la protesta esta tarde de viernes en Bariloche. (Foto: Marcelo Martínez)

Una mujer con domicilio en Playa Serena sostenía otro cartel junto a una compañera de Nueva Jamaica y dijo que estaban allí impulsados por el enojo y en rechazo de la empresa Mi Bus. “Somos rehenes del municipio y de la empresa”, denunció.

Se identificó como Zoraira Gangemi y pidió que “el intendente se capacite para resolver esto, que se haga cargo, o si no que deje a otro”. Subrayó que en el barrio no hay centro de salud y que “es necesario llevar a los chicos al médico o ir al centro por cualquier cosa” y no hay manera sin colectivos.

Ceferino Cravena consideró que “los políticos no se ocupan porque todos tienen auto, pero basta ver toda la gente que anda caminando por la ruta y te das cuenta de que no es así”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Fuerte reclamo a Gennuso en Bariloche por la falta de colectivos