Fuga de capitales récord

La formación de activos externos en los primeros once meses del año es un 198% más alta que en igual periodo del 2015. El atraso que presenta el tipo de cambio y la libre entrada y salida de capitales son elementos determinantes.

Mientras todas las luces se orientan al debate en torno a las reformas, la economía nacional ofrece algunas señales de alerta que comienzan a requerir atención.

El de la fuga de capitales es un claro ejemplo. El último informe sobre “Evolución del Mercado Único y Libre de Cambios y Balance Cambiario” del Banco Central de la República Argentina (BCRA) indica que en lo que va del año 2017, se fueron del sistema financiero u$s 19.410 millones. La salida de capitales promedia en lo que va del año u$s 1.765 millones al mes, y tuvo su pico máximo en el mes de septiembre, cuando previo a las elecciones legislativas, se fueron u$s 2.214 millones.

La formación de activos externos, comúnmente llamada fuga de capitales, no necesariamente implica fondos que salen del país, sino que pueden ser divisas adquiridas por particulares, que quedan fuera del sistema financiero formal o “debajo del colchón”.

Sin embargo, el crecimiento de la fuga de capitales, no hace más que poner a la vista un problema que comienza a ser estructural, es lo barato que significa ahorrar o consumir en dólares al tipo de cambio actual.

La cifra de 2017, es la más alta desde el año 2011. Ese año se fueron u$s 21.500 millones, y el gobierno kirchnerista decidió establecer el cepo cambiario.

La situación actual es muy diferente, gracias al enorme flujo de capitales que ingresa al país para aprovechar las altas tasas de interés que ofrece el sistema financiero. A diferencia de lo que ocurría en 2011, no faltan dólares hoy en Argentina. Por el contrario, dólares sobran, lo cual es en gran medida la causa del atraso del tipo de cambio.

Sin embargo, no deja de llamar la atención el fuerte crecimiento de la fuga de capitales durante los últimos dos años. Los u$s 19.410 millones que se fueron en los primeros once meses de este año, representan un incremento del 62% en relación a los $ 11.900 que se fugaron en igual periodo del año pasado, y del 199% en relación a los u$s 6.495 de igual periodo en el año 2015.

El citado informe del BCRA ofrece algunos datos muy interesantes que permiten entender la coyuntura. Uno de ellos es el de la cuenta “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta”, que refleja el gasto de los residentes argentinos por viajes al exterior. Durante el presente año, el déficit neto por este concepto, asciende a los u$s 9.840 millones. La cifra es un 26% más alta que los u$s 7.790 registrados en el mismo lapso del año 2016.

El peso de las importaciones, es otro de los ítems que engrosa la salida neta de divisas. En este sentido, el peso del sector automotriz es determinante. En los primeros once meses del año, los pagos por importaciones de dicho sector ascienden a u$s 7.600 millones, un 23% más que en 2016.

Dos elementos son fundamentales a la hora de indagar en las causas. El primero es el mencionado atraso en el precio de la divisa norteamericana. Mientras que el tipo de cambio creció un 11% en lo que va de 2017, el nivel general de precios lo hizo un 20%. El dólar es barato, y como corolario, es barato importar bienes y servicios, o viajar y gastar en el exterior.

El segundo elemento, es la desregulación del sistema cambiario y financiero. Los controles cambiarios se desmantelaron a principios de 2016, así como la entrada y salida de capitales, quitando una importante barrera de contención que evitaba la fuga de capitales masiva hasta 2015.

“Mantener el tipo de cambio flotante permite una mayor capacidad de absorber shocks como el resto del mundo”.
Nicolás Dujovne,
ministro de Hacienda
Nación
Dato
u$s 19.410
Los millones que se fugaron durante el 2017. Es un 62% más que en el 2016 y un 198% más que en el 2015.
Corresponsalía Cipolletti

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.