Fujimori denuncia una “conspiración”

Intentó desacreditar las denuncias sobre un posible fraude a su favor el domingo.



LIMA (Reuters) – El presidente peruano, Alberto Fujimori, acusó ayer a organizaciones no gubernamentales de conspirar en su contra y se mostró confiado en el resultado transparente de los comicios generales del domingo.

A cinco días de los comicios, donde Fujimori buscará un inédito tercer quinquenio consecutivo, observadores independientes continúan calificando el proceso electoral de poco transparente y poco justo, con temor de la oposición a un fraude de grandes proporciones.

“Yo he hablado de una especie de conspiración… en el sentido de que hay organismos no gubernamentales internacionales y otros acá que hablan de fraude”, dijo Fujimori en una entrevista con Reuters en el salón dorado de la residencia presidencial.

“En todas las campañas se ha hablado de fraude. Es lo que se llama recursos electorales”, agregó tratando de bajar el tono a la lluvia de denuncias recogidas por observadores, como del Centro Carter, la Federación Internacional de Derechos Humanos y hasta la Defensoría del Pueblo de Perú.

Pero al ser preguntado específicamente sobre las críticas de la Casa Blanca respaldando a los observadores y el proyecto de resolución de senadores de ese país de tomar medidas contra Perú si las elecciones no son democráticas, Fujimori descartó que formen parte de esa conspiración.

“La relación (con Estados Unidos) es buena, naturalmente que siempre hay algunos problemas que se presentan en las relación bilateral”, dijo sobre el principal socio comercial de Perú.

De obtener una mayoría de más de 50 por ciento el domingo, Fujimori, quien lideró las encuestas de intención de voto realizadas en marzo, se convertiría en el gobernante electo democráticamente con más tiempo en el poder en el continente.

Pero el proceso electoral ha sido declarado con “fallas de fábrica” por sus opositores desde que Fujimori lanzó su candidatura en diciembre amparado en una interpretación de la Constitución de 1993 que no tomó en cuenta su primer período, entre 1990 y 1995.

“Esta es una campaña atípica”, reconoció Fujimori, quien se mide contra ocho contrincantes, la mayoría postulados por movimientos surgidos en años recientes ante la desaparición de los tradicionales partidos políticos.

“Siempre actúo en la campaña política con confianza, seguridad y optimismo, tres elementos vitales en cualquier campaña electoral”, agregó con voz ronca producto de una semana de intenso proselitismo político en las zonas pobres de Lima.

Sin embargo, en la entrevista, el mandatario, usualmente confiado y sonriente, se mostró tenso y rehusó tocar algunos temas clave, como en qué se basa su aún no publicado plan de gobierno en una eventual nueva administración hasta el 2005.

Fujimori afirmó que en caso de no tener mayoría en el Congreso, buscará alianzas para gobernar hasta el 2005.

Denuncias de fraude

En tanto, el candidato presidencial peruano Alejandro Toledo dijo que liderará una insurgencia popular si se comprueba un fraude a favor del Fujimori en los comicios del domingo.

“El presidente Fujimori sólo puede ganar si es que se produce un fraude grotesco”, dijo Toledo a corresponsales extranjeros.

“Y si se produjera esto, si se comprueba, yo sería el primero en liderar ese desborde popular”, agregó el aspirante opositor que se ha convertido en sólo tres semanas en el más duro rival de Fujimori, quien busca un tercer mandato consecutivo. Toledo, del partido Perú Posible, afirmó que una encuesta de una “prestigiosa” universidad, que no se puede difundir en el país por normas electorales, su fórmula presidencial lleva una ventaja de 10 puntos porcentuales frente al actual mandatario.

La encuestas de marzo ubicaban a Fujimori firmemente en el primer lugar y a Toledo en segundo en las intenciones de voto. Toledo, un ex lustrabotas y ahora exitoso economista, afirmó que tiene información “confidencial” de que un fraude de alta tecnología viene preparándose con la colaboración de un sector de los militares de rango superior. “Se está montando una estrategia electrónica sofisticada para un escenario de fraude”, afirmó Toledo.


Comentarios


Fujimori denuncia una "conspiración"