Fútbol femenino profesional: “Esto es el comienzo”, dijo Macarena Sánchez



La futbolista Macarena Sánchez, pionera en el reclamo de la profesionalización del fútbol femenino, celebró hoy la conquista de ese logro oficializado por la AFA y lo relacionó con la lucha de las jugadores que soportaron “tantos años de mierda”.

“El fútbol femenino es profesional gracias a nosotras, a las que nos bancamos tantos años de mierda. Esto es el comienzo, hay que seguir reclamando por lo que todavía falta”, festejó Sánchez en su cuenta de Twitter.

“Seguiremos sufriendo grandes desigualdades, pero también seguiremos jugando y luchando. Y los que estaban ahí sentados de traje hablando de igualdad, nos tendrán que escuchar a nosotras dándoles lecciones de vida y de género”, alertó.

“El fútbol femenino es profesional. Es el primer paso y fue todo nuestro. De las que ya no juegan pero igual se sumaron a reclamar y de las que están jugando y no dejaron de bancar la lucha a pesar de las presiones”, consideró.

Sánchez vivió este año una situación emblemática para dar paso a la profesionalización cuando fue desvinculada por su club a principios de enero.

La santafesina intimó a la UAI Urquiza a reconocer el vínculo laboral y posteriormente recibió amenazas de muerte en su telefóno personal, que publicó en las redes sociales.

“Maca, hay muchas personas enojadas por tus denuncias. Hay bastante dinero por tu cabeza. Vas a morir muy pronto“, fue el mensaje que en su celular junto a la foto de una pistola bañada en sangre.

En paralelo con esa intimación al club, Sánchez exigió a la AFA que garantice su derecho a jugar y que cumpla las normativas de FIFA respecto de los principios de no discriminación y de igualdad de género. 

Esta mañana, la AFA y Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) firmaron un acuerdo para profesionalizar el fútbol femenino en el país, consistente en la suscripción de ocho contratos en cada uno de los 16 clubes que componen la Liga de Primera División.

Agencia Télam.


Comentarios


Fútbol femenino profesional: "Esto es el comienzo", dijo Macarena Sánchez