Gabriela Guala, una voz roquense por los escenarios del mundo

Primero pianista, luego cantante, hoy despliega ambos talentos por escenarios del mundo. Actualmente, se encuentra de gira por Estados Unidos. Sin embargo, nos dirá, no hay nada como cantar en casa.



P- En diez palabras (más o menos), ¿quién es Gabriela Guala?
R- Artista, música, creadora, inquieta e incansable buscadora, docente, trotamundos.

P- ¿Cuándo y con qué canción descubriste tu voz?
R- Descubrí mi voz como solista cuando lo conocí a mi amor, mi esposo, Bill Molenhof. Uno de los standards de jazz que mas me divertía cantar, y que aun hoy canto, es “Sometimes I’m happy”. La primera versión que me cautivó de esta canción fue la interpretada por Ella Fitzgerald, en 2004.

P- ¿Qué me dirías de tu voz?
R- Mi voz es cálida y comunicativa. Estudio hace varios años con el Método Funcional de la voz, y es a través del tiempo y de mis estudios que voy descubriendo mas y mas colores, inflexiones, posibilidades expresivas y comunicativas de mi voz. Cuanto más profundizo, mas flexible y ecléctica me vuelvo.

P- ¿Qué música disfrutás más cantar?
R- Disfruto de toda la música que elijo cantar. Por eso, mi repertorio es, en cierta forma, ecléctico. Pero siempre hay un hilo conductor guiado por mi sensibilidad y mi estética musical, que son los dos grandes pilares de la música que hago, más allá del género. Disfruto especialmente de cantar baladas de jazz. ¡Son mis favoritas!

P- ¿La canción más difícil es…?
R- Supongo que las canciones mas difíciles son las tremendamente rápidas y con demasiado texto, sobretodo si no es en mi idioma natal (risas).

P- ¿Tocás instrumentos?
R- Mi primer instrumento fue el piano. La voz vino después.
Al piano lo descubrí en mi hogar familiar, a través de mis padres y abuelos, quienes me inspiraron a tocarlo y aprenderlo. Aprendía viendo a mis padres y abuelos tocar. A los 3 años, ya tocaba de oído. Y la voz siempre fue un instrumento más para mi. Desde pequeña canté en coros. Más adelante comencé a sentir que la voz complementaba la expresión y la comunicación que siento que puedo transmitir en mi música, y de allí en adelante decidí estudiar.

P- Si te propusieran un dueto, ¿a quién elegirías?
R- Elegiría cantar con Maria Bethania, entre otros… es la primera que se me vino a la mente en este momento. Cantaría con ella a dúo o me ofrecería a ser su pianista acompañante.

P- Vas a presentarte en Nueva York, entre otras ciudades de EE. UU., ¿cómo se dio la gira?
R- Mi esposo, Bill Molenhof, quien es un prestigioso compositor y baterista norteamericano, es el impulsor de todas nuestras giras por Estados Unidos. Para esta gira en particular, armamos un trío junto con un bajista que vive en New York, Karl Kaminski. Luego, estaremos en Texas, Oklahoma, La Habana, Miami y Southern Illinois.
Hemos tocado también en Europa con mi esposo y con otros músicos alemanes durante nuestra residencia en Nuremberg, Alemania, entre 2005 y 2010.

P- ¿Qué es lo más significativo para vos, una música roquense, de cantar en escenarios del mundo?
R- He tocado en varias partes del mundo. Es siempre hermoso y emocionante, sí, pero lo que más me emociona es tocar para gente que nos quiere y que se alegra por nosotros. En ninguna otra parte del mundo, hasta ahora, he sentido tanto cariño y tanto calor humano como en mi ciudad. Por eso es que mi público preferido es el de Roca.


Comentarios


Gabriela Guala, una voz roquense por los escenarios del mundo