Galácticos marca registrada, el final de una era

El Real Madrid es el club que más factura en el mundo.



Sin saberlo, aquel 17 de julio de 2000, Florentino Pérez no solo asumía la presidencia de un Real Madrid en la ruina financiera, también encendía una hoguera de vanidades que terminaría por devorarlo.

El fue quien hizo del Real Madrid el club más rico del mundo, a fuerza de contratar estrellas que demostraron ser excelentes productos del marketing deportivo, pero que como equipo de fútbol fueron un estruendoso fracaso.

Hace unos días se conoció el estudio anual de la auditoría Deloitte denominado Football Money League. Allí el Real Madrid se revela como el club d mayor facturación del mundo, con 275,7 millones de euros durante la temporada 2004/2005. Semejante cifra alcanzó para desplazar al Manchester United, que lideró en riqueza durante los últimos 8 años. Esta vez los 'reds' 'apenas' facturaron 246, 4 millones. El Real Madrid despegó su éxito financiero de los resultados dentro de la cancha y construyó una marca: 'Galácticos'.

¿Quién iba a imaginarlo? Unos días después de transformar al Real Madrid en el club más rico del mundo, Florentino decidió irse pulverizado por el desastre futbolístico de un equipo que le dio millones de euros, pero cada vez menos vueltas olímpicas.

El equipo 'blanco' tuvo un crecimiento de 40 millones d euros, aumentando en un 17 por ciento sus anteriores cifras hasta llegar a los actuales 275,7. El Real Madrid factura hoy un total de 124 millones por derechos comerciales, 88 por televisión y 63,7 en días de partido. Por su parte, el Manchester United 'sólo' facturó 72, 2 millones por derechos comerciales. La diferencia con los 124 de los 'blancos' tiene un origen evidente: el fichaje de los futbolistas 'galácticos'. Las incorporaciones de David Beckham y Ronaldo aumentaron en 300 millones de euros los ingresos del Real Madrid durante 2004/2005.

Veamos la otra cara de la paradoja madridista. La política 'galáctica' fue impulsada por Florentino Pérez a partir de la temporada 2000/2001. Ese año el presupuesto fue de 103 millones de euros e invirtió 109 en fichajes: Claude Makelele (13,8), Flavio Conceiçao (24,6) y el primer 'galáctico', Luis Figo (71). Con Vicente del Bosque como DT, fue campeón de Liga y semifinalista de Europa

En 2001/2002 el presupuesto ascendió a 152 millones y la gran incorporación fue Zinedine Zidane, que costó 79 millones. El Real Madrid fue tercero en Liga, pero campeón de Europa.

En 2002/2003 hubo más presupuesto: 192 millones, de los cuáles se gastaron 45 en el tercer 'galáctico': Ronaldo. Fue campeón de Liga y semifinalista en Europa.

Después de tres años y siete meses, Vicente del Bosque dejó de ser el DT. Dos ligas, una Champions y dos semifinales europeas no fueron suficiente para Florentino, que decidió que era el momento de un DT 'galáctico'. A tres años de aquello, el Real Madrid no ganó nunca más nada.

Contrató al portugués Carlos Queiroz, llevó el presupuesto anual a 232 millones y fichó a David Beckham por 35. Fue cuarto en la liga y eliminado en cuartos de Champions.

En la 2004/2005 pasaron tres entrenadores –Camacho, García Remón y Luxemburgo–, un presupuesto de 275 millones y la llegada de Samuel (25), Owen 12), Woodgate (22) y Gravesen (3,5). El Madrid fue segundo en la liga y eliminado en octavos en Europa.

Este año y después de 11 meses, Luxemburgo le dejó su lugar a López Caro. El Madrid elevó su presupuesto a 300 millones para fichar a Robinho, Pablo García, Diogo, Baptista, Sergio Ramos, Cicinho y Cassano. Pero no pudo avanzar más allá de octavos en Europa -ya fue eliminado por el Arsenal- y está a 10 puntos del líder Barcelona.

En seis años, el Real Madrid aumentó su presupuesto para fichajes en 197 millones de euros y en 17 por ciento su facturación anual. Pero la hoguera de las vanidades blancas se terminó devorando a su ideólogo.


Comentarios


Galácticos marca registrada, el final de una era