Gennuso rompió el silencio por la deuda de Bariloche

Precisó los números del pasivo con proveedores, fondos específicos y descubierto bancario. Habla de “ordenamiento”, “austeridad” y “eficiencia del gasto”.

#

Gennuso a semanas de asumir analiza la herencia que recibirá. Archivo

MUNICIPIO

El intendente electo Gustavo Gennuso aseguró que la deuda “exigible” del municipio con proveedores y contratistas es de 85.678.368,03 pesos, a los que deben sumarse otros 110 millones de cuentas a saldar por fondos específicos desviados y por descubierto bancario.

Señaló en consecuencia que las obligaciones a pagar que pesan sobre las arcas municipales sumaban hasta este lunes (16/11) 195.678.368,03 pesos.

La precisión aportada por Gennuso surgió luego de un exhaustivo relevamiento efectuado por sus técnicos sobre las cuentas municipales. El futuro intendente señaló que ese volumen de deuda los obliga a fijar el equilibrio de las cuentas como “prioridad absoluta” del próximo gobierno.

Anunció que desde el primer día aplicará medidas de “ordenamiento, de austeridad y de eficiencia del gasto”. Dijo que inmediatamente después de asumir enviará al Concejo un proyecto de ordenanza que “ponga de manifiesto la situación de emergencia económica” que atraviesa el municipio. Explicó que todavía no tiene el nombre de la figura a aplicar porque espera evitar cualquier asociación con otras anteriores, pero reconoció que será necesario un “estado de excepción” temporal, para tomar medidas que permitan “equilibrar las cuentas”.

Dijo también que piensa proponer proyectos destinados a mejorar la recaudación y por eso ya trabaja con sus colaboradores en “la actualización de las bases de cobro”.

Gennuso reconoció que tramita además alguna clase de auxilio económico por parte de la provincia, que actuaría como el ATN de 20 millones de pesos que la actual intendenta María Eugenia Martini obtuvo en diciembre pasado del gobierno nacional y que le permitió cerrar el ejercicio sin sobresaltos.

“La modalidad todavía no la tenemos -dijo el futuro intendente-. Lo que nos preocupa por ahora es comunicar bien a la provincia la emergencia en la que está el municipio y cuál es el plan para equilibrar los números”.

Dijo también que iniciará en el verano un plan de arreglo de calles que se ejecutará en tres meses y que además de bacheo incluirá el “enripiado” de las calles de tierra, que “no se hizo en los últimos cinco años”.

Afirmó que “hace falta ordenamiento en todas las áreas”, y por eso otra de sus ideas es “organizar mejor el estacionamiento medido y el mercado comunitario”.

En relación con la deuda, señaló que los 540 millones de pesos mencionados días atrás el secretario de Hacienda Guillermo Pérez Gallinger “son correctos”, a pesar del revuelo que generó. “Más puntualmente la deuda total es de 539.576.618,96 pesos, pero es cierto que allí están incluidos 426.933.099 millones de obras ejecutadas con fondos de Nación, más compensaciones por otros 22.256.127,86 pesos.

Señaló que los 195 millones de deuda real surgidos del desglose, grafican “la batalla que hay que dar”.

Según Gennuso, la actual gestión incumplió la obligación de depositar el dinero proveniente para distintas obras en cuentas separadas e identificadas. “Lo pusieron todo junto y da pensar que hubo una especie de mala intención en todo ésto”, aseguró.

Replicó también a los concejales del oficialismo que dijeron que si las cuentas muestran ese desequilibrio es porque el actual gobierno “distribuyó la riqueza”. Según Gennuso “no pueden distribuir una riqueza que nunca existió. Si acumularon esa deuda lo que distribuyeron son penurias”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Gennuso rompió el silencio por la deuda de Bariloche