Gigantes le ganó a Obras y clasificó a semifinales de Liga después de 10 años

En medio del conflicto salarial con el gobierno neuquino, el Dino superó a 3 a 0 a Obras en el Ruca Che a puertas cerradas, y enfrentará a Ciudad en la próxima instancia.



El Dino volvió a dar cuenta de su fortaleza mental y su jerarquía deportiva para meterse en semis. (Fotos: Yamil Regules)

El Dino volvió a dar cuenta de su fortaleza mental y su jerarquía deportiva para meterse en semis. (Fotos: Yamil Regules)

Gigantes volvió a tener un rendimiento implacable, venció a Obras por 3 a 0 y avanzó a semifinales de la Liga Aclav sin ceder un set en la serie de cuartos.

Con parciales de 25-19, 25-12 y 25-23, el Dino está en la antesala de una final de este certamen por primera vez en 10 años.

El contexto de deuda salarial que posee el plantel y el cuerpo técnico no hace más que acrecentar el logro. Los jugadores lograron abstraerse y entregaron otra noche de gran vóley, incluso sin su público en las tribunas.

El Dino fue de menor a mayor en el primer set. El visitante jugó de igual a igual en el comienzo y llegó a estar 7-6 arriba en el marcador. De ahí en adelante, los neuquinos se afianzaron y lo revirtieron de forma contundente.

El bloqueo fue una de las armas que también mejoró el local con el transcurso del juego. Una vez que descifró el ataque rival, logró contener la gran mayoría de los remates.

Los dirigidos por Camilo Soto mostraron una buena cantidad de variantes en ofensiva. Todos aportaron puntos pero el que brilló fue Dusan Bonacic. El chileno tuvo una noche espectacular, a pura potencia y puntería.

El segundo set fue un monólogo del Dino que dominó en todos los aspectos del juego y se impuso sin problemas. La paridad que había mostrado la serie se esfumó y los neuquinos desfilaron hacia el triunfo.

La mala noticia fue la lesión de Javier Filardi. El cordobés sintió una molestia sobre el final del primer parcial y no volvió a entrar. Franco Retamozo lo reemplazó y cumplió una sólida actuación.

En el tercero, la diferencia no fue tan grande.Sin embargo, cada vez que Obras se acercaba en el resultado, Gigantes respondía para seguir arriba.

Bruno Lima, que hasta el momento no había tenido una noche especial, dio cuenta de su jerarquía.El opuesto no titubeó en los momentos claves y su aporte fue fundamental.

El rival en semis será Ciudad, que derrotó a Ateneo 3 a 0 (2 a 0 en la serie) con parciales de: 25-16, 25-16 y 25-17.

El primer objetivo se cumplió y el Dino, después de 10 temporadas, finalizará entre los cuatro mejores.


Comentarios


Gigantes le ganó a Obras y clasificó a semifinales de Liga después de 10 años