“Da lo mismo ir o no a trabajar”: UPCN y ATE se anticipan a reformas laborales en el Estado de Río Negro

Las conducciones sindicales admiten la necesidad de revisar procesos, aunque tienen propuestas distintas. Aguiar plantea reducir la jornada.

Los principales gremios estatales de Río Negro asumen la llegada de nuevos tiempos para las relaciones laborales con los gobiernos. Tanto ATE como UPCN lanzaron esta semana documentos para fijar postura ante los cambios que se anticipan a nivel nacional, provincial y municipal. Y si bien las conducciones de ambas organizaciones admiten la necesidad de modificar estructuras y procedimientos para mejorar la prestación de servicios, las miradas y propuestas iniciales parten desde lugares bien diferenciados.

El secretario general de UPCN en la provincia, Juan Carlos Scalesi, dijo el lunes que los estatales rionegrinos padecen la “falta de incentivos” y que en muchos ámbitos pareciera que a los agentes “les da lo mismo ir o no ir a trabajar”.

Y ayer, el secretario general electo de ATE a nivel nacional, Rodolfo Aguiar, planteó que el debate iniciado en el Congreso ofrece la oportunidad de revisar esquemas dentro del Estado, considerando posible reducir la exigencia laboral a cuatro jornadas semanales.

«Reducir la jornada servirá para empezar a enfrentar uno de los mayores males que existe en todos los niveles del Estado, que es la precarización laboral. Si se logra trabajar menos horas sin bajar salarios o incluso aumentándolos, repercutirá positivamente en numerosas áreas”, argumentó el dirigente rionegrino.

El titular de UPCN encabezó el fin de semana una reunión de la Comisión Directiva del sindicato, donde se definió avanzar en una propuesta formal para el futuro gobierno provincial, con la intención de reformar el Estatuto y Escalafón del personal del Estado rionegrino.

“Debemos cambiar cosas que ya son obsoletas. Tenemos que empezar a innovar, porque la gente no tiene incentivos. Le da lo mismo ir o no a trabajar. Tenemos que empezar a buscar un estatuto y escalafón de acuerdo a las necesidades de la comunidad, pero también que haya una carrera que al trabajador le signifique motivación por un trabajo digno y un sueldo decente”, dijo Scalesi en declaraciones radiales.

El documento emitido por UPCN parte desde una pregunta: “¿Es posible la transformación del Estado?” Y desde ahí avanza, para advertir que “se impone un rediseño integral” y que desde el sindicato “se ha comprendido la necesidad de ser protagonistas de esos cambios convirtiéndonos en actores decisivos a la hora de construir la factibilidad y viabilidad necesarias”.

En ese sentido, desde el gremio creen que “la clase política deberá abrirse a un juego participativo” y “alejarse de las defensas de intereses circunstanciales y constituirse en la expresión de la sociedad”.  

«Trascender la visión corporativa», misión para los gremios


Y con respecto al rol sindical, dijeron que “el protagonismo del sector trabajador se dará cuando pueda trascender la visión corporativa y reivindicativa a ultranza y entienda que su verdadera realización está en brindar una respuesta eficiente a las necesidades de la gente”.

“La peor de las equivocaciones es no hacer; continuar repitiendo errores en el camino es el camino más seguro hacia la autodestrucción”, advirtieron desde UPCN.

Finalmente, la conducción sostuvo que “la transformación del Estado Rionegrino debe hacerse a partir de la redefinición de un nuevo orden de valores y principios, es decir que el enorme desafío se basa en construir un nuevo paradigma que tome del Estado de bienestar la búsqueda de la equidad y del paradigma neoliberal la revalorización del concepto de equilibrio presupuestario”.


Aguiar dice que es posible reducir la jornada laboral


“Si se logra trabajar menos horas sin bajar salarios o incluso aumentándolos, repercutirá positivamente en numerosas áreas, sobre todo en aquellas con altos niveles de autoexplotación como salud, educación y centros de contención a franjas sociales vulnerables, dependencias municipales y otros, en los que los trabajadores para garantizar ingresos dignos, suelen duplicar o hasta triplicar la jornada realizando guardias u horas extras», planteó ayer el futuro titular de ATE a nivel nacional, Rodolfo Aguiar.

El dirigente rionegrino dijo que «en los últimos años se ha verificado en el sector público un considerable aumento de las licencias por enfermedad, destacándose los tratamientos psicológicos».

«Jornadas laborales más cortas permitirán mejorar la salud física y mental de los trabajadores, pero también construir ambientes de trabajo sanos y libres de violencia, como así también aumentar la cantidad y calidad de las prestaciones o servicios estatales», aseguró.

Aguiar sostuvo que «este debate se está abordando en todo el mundo y no se puede dejar pasar la oportunidad».

«En el sector público también es posible reducir la jornada laboral o hasta concentrar toda la actividad solo en cuatro días de la semana, aumentando a la vez la eficiencia de todas las prestaciones del Estado», afirmó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios