Greta, el nombre de la incomodidad

Greta es Greta Thunberg, una adolescente sueca que transformó su conciencia ambiental en activismo: promueve huelgas por el calentamiento global, dejó de viajar en avión y ya es la voz que ya escuchan los líderes. ¿Quién se anima a seguirla?



Tiene 16 años. Tiene Asperger. Tiene una enorme conciencia del mundo que habita. A los 8 años, Greta Thunberg se deprimió después de ver un documental sobre el calentamiento global, el derretimiento del hielo y las consecuencias para los osos polares. Y nada fue como era.


A los 12 decidió tomar el tema por las astas. Empezó con una discreta huelga, los viernes, contra el cambio climático. Se sentaba -primero sola, hoy con miles-, frente al Parlamento Sueco (Rikstag) con carteles que pusieran en evidencia lo evidente: el mundo se está derritiendo. Las huelgas -llamadas Friday for future- fueron ganando popularidad en varios lugares de Europa.

“Algunos dicen que debería estar en la escuela. Pero, ¿por qué hacer que cualquier persona joven estudie para un futuro, cuando nadie está haciendo lo suficiente para salvar ese futuro? ”,

Greta Thunberg



No fue lo único. Greta se hizo vegana y convirtió a su familia a su nueva forma de vida. Incluso su madre, una conocida mezzosoprano sueca, interrumpió su carrera para dejar de viajar en avión –por la emisión de carbono que provocan.


Por estos días, Greta es noticia porque viajó a Nueva York, donde compartirá su mensaje acerca de la crisis climática en la cumbre de la Organización de las Naciones Unidas, el lunes 23. Claramente no llegó en avión. Fue en velero.


Por múltiples razones, muchos critican a Greta. Varios consideran que es demasiado chica para mostrarnos un espejo amargo del mundo. Otros suponen que esconde oscuros patrocinadores y otros que no sabe de qué habla.
Como sea, es evidente que esa adolescente , que fue nominada ahora para el premio Nobel de la Paz, nos pone incómodos a todos, porque, de verdad ¿qué estamos haciendo por ese futuro?


Un discurso

“Mi nombre es Greta Thunberg, tengo 15 años y soy de Suecia. Hablo en nombre de Climate Justice Now. Mucha gente dice que Suecia es solo un país pequeño y no importa lo que hagamos.

Pero he aprendido que nadie es demasiado pequeño para hacer una diferencia. Y si algunos niños pueden convertirse en noticia en todo el mundo simplemente por no ir a la escuela, entonces imagine lo que todos podríamos hacer juntos si realmente quisiéramos. Pero para hacer eso tenemos que hablar con claridad. No importa lo incómodo que pueda ser. Solo hablas de crecimiento económico eterno y verde porque tienes demasiado miedo de ser impopular. Solo hablas de avanzar con las mismas malas ideas que nos metieron en este lío. Incluso cuando lo único sensato es tirar del freno de emergencia.

No eres lo suficientemente maduro para decirlo como es. Incluso esa carga la dejas a tus hijos. Pero no me importa ser popular, me importa la justicia climática y el planeta vivo.

Nuestra civilización está siendo sacrificada por la oportunidad de que un número muy pequeño de personas continúe haciendo enormes cantidades de dinero. Nuestra biosfera se está sacrificando para que las personas ricas en países como el mío puedan vivir en el lujo. Son los sufrimientos de los muchos los que pagan por los lujos de unos pocos.

El año 2078 celebraré mi 75 cumpleaños. Si tengo hijos, entonces tal vez pasen ese día conmigo. Tal vez te pregunten por ti.

Tal vez se pregunten por qué no hiciste nada, mientras aún había tiempo para actuar. Usted dice que ama a sus hijos por encima de todo lo demás. Y sin embargo estás robando su futuro.

Hasta que no comience a centrarse en lo que debe hacerse en lugar de lo que es políticamente posible, no hay esperanza. No podemos resolver una crisis sin tratarla como una crisis. Necesitamos mantener los combustibles fósiles en el suelo y debemos centrarnos en la equidad.

¿Y si las soluciones dentro de este sistema son tan imposibles de encontrar, tal vez deberíamos cambiar el sistema en sí?

No hemos venido aquí para rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos has ignorado en el pasado y nos volverás a ignorar. Te has quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido aquí para hacerle saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente “. Greta Thunberg –High-level Segment Statement COP 24


Comentarios


Greta, el nombre de la incomodidad