Grupo que se adjudicó el ataque también actuó en Chile

Un joven barilochense del Movimiento Mapuche Autónomo Puel Mapu está detenido en el vecino país por un ataque incendiario de un campo.



#

Restos de la máquina vial que fue incendiada.

INCENDIO DEL NEUMEYER

Mientras se siguen emitiendo repudios de entidades mapuches al ataque incendiario que destruyó el domingo el refugio Neumeyer, empiezan a aparecer relaciones entre el grupo que se adjudicó el hecho, el Movimiento Mapuche Autónomo Puel Mapu, y núcleos de activistas de Chile. Incluso hay una persona detenida del otro lado de la cordillera, Facundo Jones Huala, original de la zona de Bariloche, que está acusada de participar del incendio de un campo en la zona de Río Blanco.

En declaraciones realizadas el mes pasado, cuando le concedieron el beneficio de las salidas transitorias, Jones Huala dijo, que proviene “de las tierras del Nahuel Huapi; ese es mi origen territorial”. Está acusado, además del ataque incendiario en sí, de ingresar de manera ilegal a Chile.

Por el incendio del fundo Pisu Pisué en la localidad de Mantilhue, Río Blanco, hay varios integrantes de comunidades mapuches detenidos, uno es Jones Huala. La Fiscalía pidió penas de hasta 12 años de cárcel.

“En mi tierra fui parte como otros de la lucha territorial, la persecución politica, policial y parapolicial mafiosa por los winkas en el Puel Mapu, los cuales entre torturas a varios peñi, allanamientos ilegales, etcétera, robaron mis documentos”, escribió en uno de los tantos pronunciamientos que aparecen en decenas de sitios de internet.

El gobernador Alberto Weretilneck, que estuvo este martes en Bariloche, dijo que es un hecho absolutamente repudiable y se excusó de mayores opiniones porque se trata -dijo- de un ámbito de la Justicia Federal.

Se conoció además el pronunciamiento del denominado Espacio de Articulación Mapuche de Construcción Política, cuyos dirigentes dijeron que no conocen al grupo que se adjudicó el ataque. Sucesos como el que provoca perplejidad entre los barilochenses, generan un evidente retroceso en nuestras prácticas, dijeron en un comunciado.

De todos modos, deslizaron sospechas: “nos despierta suspicacias encontrar elementos comunes a los montajes que en más de una oportunidad, sufrieron nuestros hermanos y hermanas del Ngulumapu: presencia de encapuchados, ataques incendiarios y volantes que sobreviven al incendio”.

“La xenofobia y el racismo que comenzaron a aflorar en los medios de comunicación con foco en todo el pueblo mapuche, lejos están de contribuir en la construcción de una sociedad más justa, democrática e intercultural”, se quejaron.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Grupo que se adjudicó el ataque también actuó en Chile