Guerra de monedas: EE.UU. choca con sus socios

Washington busca un acuerdo para dar estabilidad.



1
#

<p>Los ministros</p><p>de Economía</p><p>de los países industrializados</p><p>y potencias emergentes buscan un acuerdo en la cumbre que se desarrolla en la ciudad de Seúl. </p>

2
#

GYEONGJU, Corea del Sur (AFP/Télam).- Estados Unidos propuso a las naciones emergentes que reduzcan los enormes superávit comerciales que tienen con Occidente, en cifras que ellas determinen, aunque aumentaría el valor de sus monedas. Pero en la reunión de ministros de Finanzas del G20 en Corea del Sur en pleno debate por la llamada “guerra de divisas” La propuesta norteamericana chocó con la oposición de varios miembros del grupo, incluyendo países ricos como Japón.

“Los países del G20 con persistentes excedentes deben iniciar reformas estructurales, presupuestarias y políticas de tipos cambiarios para reforzar las fuentes internas de crecimiento y sostener la demanda mundial”, indica en una carta el secretario norteamericano del Tesoro, Timothy Geithner.

Los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de las potencias industrializadas y países emergentes del G20 se encuentran reunidos en Gyeongju (sudeste) hasta el sábado para intentar lograr una tregua en la guerra de divisas que amenaza la recuperación mundial.

El texto norteamericano no hace referencia a ningún país en particular, aunque Washington reclama desde hace tiempo una apreciación del yuan chino, cuya baja cotización ayuda, a su entender, las exportaciones del gigante asiático.

Un proyecto de declaración final de la reunión del G20 sugiere que sus miembros se comprometan a “abstenerse de cualquier devaluación competitiva” .

El G20 “va a dirigirse hacia un sistema de tasas de cambio más determinadas por el mercado”, añade el proyecto de comunicado. La situación es compleja, ya que varios países emergentes padecen actualmente la debilidad del dólar, que penaliza sus exportaciones y encarece al mismo tiempo a sus divisas nacionales.

Estados Unidos otras potencias acusan a China de mantener artificialmente devaluada su moneda para otorgarles ventaja a sus exportadores en detrimento de sus competidores, incluidas las empresas norteamericanas.

Los analistas coinciden en que superar las diferencias en torno al yuan es primordial para el grupo porque le permitirá avanzar en la discusión sobre la reforma del sistema financiero internacional.

Según la agencia de noticias Bloomberg, los ministros de finanzas del Grupo de los 20 están teniendo problemas para acordar si establecen metas para sus desequilibrios de cuenta corriente, como manera de reducir las tensiones por las monedas antes de que desencadenen una guerra comercial.

Estados Unidos propone que los desequilibrios de las balanzas externas de los países del G20 no superen un cierto porcentaje del PIB (Producto Interior Bruto), sin establecer un límite. El límite podría ser establecido en 4% del PIB de aquí a 2015, según responsables del G20. Esta propuesta corre el riesgo de enfrentar la reticencia de muchos países exportadores, no sólo China.

El ministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, estimó que la propuesta de Estados Unidos no era “realista”. Alemania, India y Rusia también manifestaron su escepticismo.

AP


Comentarios


Guerra de monedas: EE.UU. choca con sus socios