Gutiérrez busca ahora reperfilar la deuda dolarizada de Neuquén

El gobernador anticipó que trabaja “en sintonía” con el gobierno nacional para mejorar las condiciones de la emitida bajo ley extranjera. La recaudación de junio fue de $7.500 millones.



Gutiérrez adelantó ayer que buscará también una reestructuración de la deuda en dólares que tiene la provincia. (Foto Archivo: Yamil Regules)

Gutiérrez adelantó ayer que buscará también una reestructuración de la deuda en dólares que tiene la provincia. (Foto Archivo: Yamil Regules)

El gobernador Omar Gutiérrez adelantó ayer que buscará también una reestructuración de la deuda en dólares que tiene la provincia. El objetivo es aliviar la situación de las finanzas neuquinas frente a la crisis económica que desató el coronavirus. El anuncio llegó luego de la operación realizada el viernes por la cual refinanció la deuda en pesos, que vencía este año, para estirar los plazos a 2021, 2022 y 2023.

Como publicó Río Negro el lunes, ese reperfilamiento consistió en ofrecerle a los acreedores que contaban con Letras del Tesoro nuevos “papeles” que se pagarán más adelante, el “roll over” que alcanzó un total de 4.307 millones de pesos.

Si bien el gobierno celebró la operación como un “oxígeno financiero” y un “éxito” por las tasas de interés obtenidas, lo cierto es que un 68% del servicio de la deuda neuquina se corresponde a emisiones en moneda estadounidense, principalmente títulos públicos y un préstamo con el banco Credit Suisse.

“Estamos trabajando en los distintos otros frentes. Así como se hizo una operación en la deuda en ley nacional también estamos trabajando en la misma línea con la deuda en ley internacional”, indicó ayer Gutiérrez en declaraciones a Radio La Red y señaló que el trabajo será “en sintonía, articulado con el gobierno nacional”.

La última emisión y canje de bonos provinciales que realizó el gobierno fue con los Tideneu en 2017. Si bien se comenzarán a amortizar recién en el 2023, la Provincia debe enfrentar otros pagos en dólares en lo que resta de este año.

En julio, agosto, octubre y noviembre hay vencimientos de capital e intereses por los bonos Ticap, colocados durante la gestión de Jorge Sapag, y los Ticade del primer gobierno de Gutiérrez.

La Provincia también paga intereses y capital en dólares por un préstamo del Credit Suisse y tiene compromisos con organismos internacionales para el financiamiento de obras.

Gutiérrez dijo ayer que la actual es “la caída económica más grave en la historia del país” y detalló que en junio ingresaron recursos a la provincia por alrededor de 7.500 millones de pesos por recaudación propia, coparticipación y regalías. Estas últimas están calzadas con la deuda en dólares, por lo que una baja en la actividad como la que se experimenta ahora puede repercutir de forma negativa en la capacidad de pago.

El gobernador destacó el rol que tuvo su compañero de gobierno, el vicegobernador Marcos Koopmann, a quien le encargó la operatoria por su expertis financiera, tras desempeñarse como gerente general del Banco Provincia de Neuquén (BPN).

En números

172
millones de un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) son los que coparticipará Gutiérrez a los municipios.

Comentarios


Gutiérrez busca ahora reperfilar la deuda dolarizada de Neuquén