Gutiérrez espera precisiones para ofrecer retiros voluntarios

Son parte del pacto fiscal firmado el año pasado. El gobernador de Neuquén advirtió que Nación no informó qué financiación le ofrecerá a las provincias.



#

“Está faltando la reglamentación del gobierno nacional”, dijo el gobernador.(Foto: archivo )

El gobernador Omar Gutiérrez aguarda la reglamentación del plan de financiamiento de retiros voluntarios que ofrecerá el gobierno nacional a las provincias que quieran aplicarlo en sus plantas de personal. La medida formó parte del pacto fiscal firmado el año pasado y apunta a reducir el déficit de las administraciones provinciales conforme a los pedidos de la Casa Rosada.

El mandatario dijo ayer que, de aplicarse, debe ocurrir como un “acuerdo de partes” y no como una medida compulsiva. Si bien no confirmó que Neuquén sea una de las interesadas -como sí adelantó su par rionegrino, Alberto Weretilneck- aseguró que habló con el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, quien comentó que “están estudiando la metodología con la que lo van a instrumentar y reglamentar”. “Una vez que tengamos las condiciones, tendremos que asociar las características propias del empleo de la provincia de Neuquén. Ha hecho algo Tierra del Fuego, que se ha adelantado y dictado su propia normativa, pero aquí está faltando la reglamentación del gobierno nacional de este acuerdo de partes que hemos hecho”, explicó.

Te puede interesar Weretilneck congelará la planta de empleados y ofrecerá retiros voluntarios

Ese acuerdo es el pacto fiscal firmado en noviembre entre la Nación y los gobernadores, cuyo contenido ratificó la Legislatura mediante la ley 3090. Uno de sus apartados estableció el compromiso del gobierno nacional de “financiar, con líneas de crédito especiales, programas de retiro y/o jubilación anticipada para empleados públicos provinciales y municipales”. Aclara que esos programas deberán cumplir con las pautas que establezca el Estado nacional, “las que incluirán capacitaciones e incentivos para la reinserción laboral”. Según publicó ayer “La Nación”, una de las propuestas sería abonar los primeros siete meses y el 70% del salario de cada empleado que la provincia decida jubilar o incluir en un plan de retiro voluntario.

“Es como un cheque de dos firmas. Requiere del consentimiento de algún empleado que decida buscar otro destino laboral y es facultad y responsabilidad del gobierno provincial consentir o rechazar esa petición”, sostuvo Gutiérrez. “No es una medida compulsiva, sino voluntaria y consensuada entre las partes”, aseguró.

Según datos difundidos el año pasado por el ministerio de Trabajo de la Nación, Neuquén tiene 56 empleados públicos provinciales por cada 100 asalariados privados. La cifra sube a 78 si se cuentan también a trabajadores nacionales y municipales.

Ratifican el congelamiento de sueldos

“Imaginen todo lo que podríamos hacer si la municipalidad de Neuquén tomara la misma medida y volcara esos recursos a trabajar en equipo”, planteó ayer el ministro de Gobierno, Juan Pablo Prezzoli, en respuesta a las críticas que hizo el gobierno de Horacio Quiroga ante el congelamiento de sueldos de la planta política provincial.

“Lo que le pedimos es que haga lo mismo. Ha sido claro el decreto con la invitación para que adhieran los municipios porque creemos que es positivo lograr la optimización de los recursos para priorizar la obra pública de alto contenido social”, dijo el funcionario.

El secretario de Economía de Neuquén , José Luis Artaza, tildó de “tribunera” la medida adoptada por la gestión de Gutiérrez.

Prezzoli consideró que fue “una chicana” y contestó que el congelamiento de salarios “no es una única medida” sino que se combina con un relevamiento en la utilización de combustibles, alquileres inmuebles y vehículos.

La primera reacción de la conducción del sindicato de los estatales fue de un contundente rechazo
a la propuesta.

“No es una solución para nadie”

“Esto ya lo vimos en la época de (Jorge) Sobisch y lo único que hizo fue acrecentar el déficit de la caja del ISSN”, dijo ayer el secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, ante la posibilidad de que se impulsen retiros voluntarios en la administración pública provincial. Consideró que este tipo de medidas “no son soluciones ni para el Estado ni para los trabajadores”.

empleados tiene la provincia, según el presupuesto 2018. Los salarios representarán este año el 56,3% de los gastos totales.

55.757

Datos

La primera reacción de la conducción del sindicato de los estatales fue de un contundente rechazo
a la propuesta.

Comentarios


Gutiérrez espera precisiones para ofrecer retiros voluntarios