Hallan los calabozos de Montesinos

El gobierno peruano dijo que eran celdas subterráneas, con aislación de sonido




Lima (EFE).- Las autoridades peruanas descubrieron ayer la existencia de un sótano con seis calabozos clandestinos en la sede de lo que fue el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), que dirigía el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos.

El descubrimiento fue anunciado por el primer ministro, Federico Salas, después de una inspección en la sede de ese organismo.

Salas explicó además que habían encontrado evidencias de que en esas celdas fueron interrogados, tras haber sido capturados, el cabecilla de la banda terrorista Sendero Luminoso Oscar Ramírez Durand, alias "Feliciano" y sus lugartenientes.

Salas dijo en rueda de prensa que se trataba de "seis cuartos de reclusión" con baño y que incluso tenían aire acondicionado.

Informó también de que en un lugar cercano a las celdas hay una sala grande y otra chica colindantes y separadas por un espejo para la aparente observación de interrogatorios.

Señaló que ese lugar pertenecía a un base del Ejército próxima al SIN que fue utilizada por el Servicio de Inteligencia Nacional hasta el 27 de septiembre pasado.

El SIN dejó de funcionar el 16 de septiembre por decisión del presidente de Perú, Alberto Fujimori, tras difundirse un video en el que se observa a su ex asesor como le entregaba dinero al congresista Alberto Kouri en un presunto acto de soborno político.

Salas indicó que también inspeccionaron la zona de la dirección de Inteligencia Electrónica de la sede del SIN, pero que "hasta ahora" no se han hallado equipos de para intervenir llamadas telefónicas.

La oposición acusó siempre a Montesinos y al SIN de practicar espionaje telefónico a políticos y periodistas de oposición. El jurista Marcial Rubio, miembro de la comisión encargada de terminar con el SIN como representante de los sectores sociales, dijo por su parte que los calabozos medían unos 4 por 2 metros, que estaban recubiertos de material aislante de sonidos y que eran cuartos aptos "para todo tipo de interrogatorio".

"Soy un chivo expiatorio", asegura

MEXICO(EFE).- El ex asesor presidencial peruano Vladimiro Montesinos dice ser un «chivo expiatorio» del régimen de Alberto Fujimori en una entrevista concedida desde la clandestinidad al semanario mexicano 'Epoca'. También asegura que está dispuesto a comparecer ante un tribunal independiente.

«A mí se me pretende callar, silenciar, y sobre todo, se pretende convertirme en un chivo expiatorio de un régimen del que formé parte y que hoy se intenta revertir contra mis principios y personas que lo fundaron», afirma en la entrevista el prófugo Montesinos

'Epoca' dice que la entrevista es fruto de una conversación «telefónica-radial» realizada desde un país vecino a Perú gracias a la intermediación de profesionales.

Montesinos dice ser inocente de los delitos de 'lavado' de dinero de los que le acusa la justicia peruana, y asegura que los 48 millones de dólares depositados en cuentas bancarias de Suiza a su nombre no provienen del narcotráfico.

Según Montesinos, «Fujimori está desesperado». «El [Fujimori] no puede separarse convenientemente de nuestra historia común», advierte. «A su tiempo, él sabe que daré la información que el país necesita. No me busca para hacer justicia, no, él quiere ser el justiciero, él me busca para la guillotina», agrega.

Montesinos explica también que permanecerá en la clandestinidad hasta tener las garantías suficiente para defenderse «adecuadamente», pues actualmente «no hay condiciones» para que se enfrente al sistema judicial.

«Aquí hubo una política de Estado, no de una persona, y ese Estado tiene un presidente sobre quien recae la responsabilidad política», añade.


Comentarios


Hallan los calabozos de Montesinos