Hambre, el primer ítem en la agenda del nuevo gobierno

Un consejo federal llevará adelante el “Plan Argentina contra el Hambre”. La primera novedad es una ‘Tarjeta Alimentaria’ para compra de alimentos que beneficiará a dos millones de personas.



Del cúmulo de problemas económicos que la gestión Macri dejará como legado a su sucesor, sin duda el más crítico, es el incremento en la cantidad de personas que cayeron bajo la línea de la pobreza durante el último año y medio.
Se trata además, de la vara de medida que el mandatario saliente le auto impuso a su gobierno. Es utilizando ese parámetro, que se puede catalogar como un rotundo fracaso la gestión económica que finaliza en apenas quince días. Según la última estimación de Indec, referida al primer semestre de este año, previo a que la crisis arreciara en agosto, existen en Argentina 15 millones de personas que no logran acceder a una canasta básica de bienes y servicios, y dentro de esos 15 millones, hay 3,4 millones que no reúnen los recursos necesarios para poder comer.

“Que no haya hambre en Argentina no puede ser un debate. Es una regla. Es clave contar con un sistema de crédito no bancario”

Daniel Arroyo - Posible Ministro de Desarrollo Social de la Nación


El tema volvió a ingresar en la agenda esta semana, cuando la Universidad Católica Argentina (UCA), le anticipó al Presidente electo Alberto Fernández, los resultados del informe que dará a conocer la primera semana de diciembre. El mismo indica que hacia el final del año 2019, la pobreza se ubicará por encima del 38%. Estipula además que un 22,2% de la población padece “inseguridad alimentaria”, es decir, necesita ‘saltear comidas’ y que un 9,3% padece “inseguridad alimentaria severa”, lo que equivale a decir que literalmente padecen hambre.
La problemática, se ubica al tope de las prioridades de la gestión que inicia el próximo 10 de diciembre, y el nuevo mandatario ha comenzado a dar pasos firmes en esa dirección. La idea de Fernández es iniciar su gobierno con una política agresiva contra el hambre. La persona elegida para conducir dicha gestión es el Diputado Nacional Daniel Arroyo, a quien Fernández ya confirmó como Ministro de Desarrollo Social.
Con probada experiencia en el área, y pasado como Ministro de Desarrollo Social en la Provincia de Buenos Aires, Arroyo ya se mueve como funcionario, tendiendo puentes con diferentes actores sociales y armando el futuro equipo de trabajo.

Estela de Carlotto y Marcelo Tinelli, entre las personalidades presentes en el nuevo consejo federal contra el hambre.


Fue con esa intención que la semana pasada se anunció la conformación de un Consejo Federal que llevará adelante el “Plan Argentina contra el Hambre”.
En la presentación participaron referentes de distintos ámbitos. Entre ellos, estuvo presente la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), cuyo representante es el dirigente Daniel Funes de Rioja. También el conductor Marcelo Tinelli, quien se encargará de dar difusión masiva a las acciones del Plan. Otra de las presentes fue mediática chef Narda Lepes, quien aportará al programa en relación al valor de la nutrición. “No es lo mismo comer, que alimentarse”, manifestó Lepes al finalizar el encuentro.
Pero quizá la novedad más importante del plan que se anunciará ni bien asuma el nuevo gobierno, es lo que el propio Arroyo dio a conocer como la “Tarjeta Alimentaria”. Se trata de un plástico que servirá únicamente para la compra de alimentos de primera necesidad en los comercios adheridos, y que no permitirá extraer dinero de los cajeros automáticos.
El objetivo es alcanzar inicialmente a dos millones de personas, con prioridad para las madres de niños menores de seis años.
“Que no haya hambre en Argentina no puede ser un debate. Es una regla. Es fundamental organizar un sistema masivo de créditos no bancarios para promover el trabajo, asociarlo a los planes sociales y fomentar el desendeudamiento de la gente”, indicó el futuro Ministro al cierre de la reunión.
El plan que Arroyo trae entre manos incluye además la idea de darle rango de Ley al programa “Precios Cuidados”, la conformación de una lista de “productos saludables” a precios accesibles, entre los que se incluirá lácteos, verduras y carnes. Para ello se espera lograr un acuerdo con productores y cadenas de distribución. Se menciona también la posible creación de un Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, mediante el cual el Estado podría pautar la compra de productos frescos y de huerta a sectores de la economía social. De esa forma se lograría al mismo tiempo poner a disposición los productos a un costo menor, y generar fuentes de trabajo para la agricultura familiar, y micro empresas de la economía social.

En números

38%
Sería la pobreza al finalizar el presente año, según informó esta semana la Universidad Católica Argentina (UCA).
9,3%
Es el porcentaje de la población que padece “inseguridad alimentaria severa".

Comentarios


Hambre, el primer ítem en la agenda del nuevo gobierno