¿Hay alguien ahí afuera?



La búsqueda de vida extraterrestre es la nueva frontera que los científicos intentar cruzar. “Si hay hielo, hay agua. Y si hay agua, hay vida”, argumentan. Marte es el principal objetivo.

Washington (EFE).- La búsqueda de vida en el Universo “es la nueva gran frontera de la exploración espacial”, según Neil de Grasse Tyson, un astrofísico que dirige el Hayden Planetarium de Nueva York y opina que Marte será el primer planeta en revelar que tuvo vida.

Los 50 planetas descubiertos hasta ahora fuera de nuestro sistema, que giran como nosotros alrededor de un sol, el rastro dejado por bacterias en un meteorito de la Antártida y las fotos de cursos recientes de agua en Marte indican que la pregunta ¿Hay alguien ahí afuera? podría tener pronto una respuesta.

“En realidad, no tiene que ser vida como nosotros la entendemos”, ha declarado Tyson, “No vamos a encontrar marcianos. Puede que ni siquiera la vida de Marte hoy, pero podría ser la vida de Marte ayer”.

La NASA, que perdió el pasado año dos naves en su intento por explorar Marte, no ha cejado en el empeño y el sábado pasado lanzó el 2001 Mars Odyssey, una sonda orbital cuyo trabajo consistirá en buscar rastros del agua en el planeta rojo.

Marte es el principal objetivo de la NASA en la búsqueda de vida en el universo, pero las lunas de Júpiter, en especial Europa, poseen grandes cantidades de hielo y unas condiciones que podrían fácilmente fundirlo.

“Si el hielo se funde, hay agua. Y si hay agua, hay vida”, asegura el astrofísico estadounidense, quien ha publicado recientemente su libro “El Universo: Un hogar en el cosmos”.

Frank Drake, el primer astrónomo que dirigió una antena hacia el espacio para detectar vida en otras galaxias y el padre del conocido proyecto SETI de búsqueda de extraterrestres, señaló que “en 20 años descubriremos vida extraterrestre”.

Neil de Grasse Tysson sonríe ante esa afirmación. “Hace 20 años, Drake probablemente hubiera dicho lo mismo”. Tyson, criado en el Bronx neoyorquino, donde se apreciaban más las cualidades atléticas de un niño negro que su afición por los astros, dirige ahora el Hayden Planetarium de Nueva York, en el Museo de Historia Natural de EE.UU.

“La búsqueda de vida es la nueva gran frontera en la exploración espacial”, afirma pese a su escepticismo ante la posibilidad de que la vida fuera de la Tierra sea tal como nosotros la entendemos o incluso inteligente.

El astrofísico, especializado en la Vía Láctea, en la que se encuentra la Tierra, afirma que hay cientos de miles de millones de estrellas como nuestro sol en el sistema espiral que forma la galaxia que nos alberga.

Si la búsqueda de vida es el motor que empuja la exploración del espacio, el otro gran estímulo es conocer qué nos aguarda en la evolución del cosmos y averiguar que papel juega la enigmática “materia oscura” que parece impulsar sin fin el Universo.

El descubrimiento reciente de una estrella supernova, a unos 10.000 millones de años luz de la Tierra, la más lejana encontrada hasta ahora, “confirma que el Universo está en expansión”, ha precisado a EFE Tyson.

“El 90 por ciento de la gravedad que vemos en el Universo, procede de algo -la materia oscura- de lo que no sabemos nada”, declaró el astrónomo.

La “materia oscura”, llamada así por oposición a la materia visible de las galaxias, que emite luz o otros tipos de radiaciones, posee una peculiar característica, y es que no atrae, sino que repele.

Esta fuerza fue ya intuida por Albert Einstein en 1917, cuando, sin saber que pudiera existir, introdujo su “constante cosmológica” para explicar la expansión de un Universo sin fin.

Esa fuerza de repulsión está haciendo que el Universo, pese a la enorme gravedad que tiende a juntar la materia, se acelere y se expanda, como un campo de batalla en el que lidian dos fuerzas opuestas y en el que la “materia oscura” está ganando la batalla.


Comentarios


¿Hay alguien ahí afuera?