Ibarra no se presentó a declarar



Actualizado a las 20:50

BUENOS AIRES (AFP) – El suspendido intendente de la capital, Aníbal Ibarra, se ausentó el miércoles en una audiencia del juicio político que se le sigue por el incendio de una discoteca que dejó 194 muertos hace casi un año. Ibarra fue citado por la Sala Juzgadora de la Legislatura porteña que le sigue el juicio con fines de destitución, para que exponga los cargos por los que pide la recusación de uno de los integrantes del órgano.

El suspendido alcalde prefirió enviar a su abogado, Julio Strassera, quien fue fiscal en el histórico juicio que condenó en 1985 a los comandantes de la última dictadura (1976-83), para ampliar la recusación del legislador Gerardo Romagnoli (Autodeterminación y Libertad, izquierda). Ibarra acusó a Romagnoli de prejuzgamiento, por haber afirmado en una sesión anterior que el jefe comunal es “sin duda” responsable de la tragedia ocurrida en la disco República Cromagnon, el 30 de diciembre de 2004. La audiencia se desarrolló en presencia de exaltados familiares de las víctimas, que portaban pancartas con fotos de los jóvenes muertos, en una semana especialmente sensible, a dos días de cumplirse el primer aniversario del incendio desatado durante un concierto del grupo de rock 'Callejeros'.

El presidente de la Sala Juzgadora, el titular del tribunal Superior de Justicia de Buenos Aires, Julio Maier, debió interrumpir la audiencia y pedir varias veces silencio a los familiares para poder seguir con la sesión y advirtió sobre la posibilidad de desalojar la sala. Antes de la audiencia, Ibarra cuestionó cambios al reglamento introducidos en la víspera, que permitió al tribunal admitir que el legislador cuestionado participe de la votación sobre su propia recusación.

El suspendido jefe de Gobierno, quien mantiene un contacto casi cotidiano con la prensa, se quejó por “la gran improvisación” de la Sala Juzgadora. “Esto va a ser cuestionado porque no sólo no establecieron un reglamento de entrada sino que luego toman el Código Procesal Penal, pero luego cuando no les conviene lo dejan de lado”, se quejó Ibarra.

Los legisladores deberán tomar una resolución sobre la suerte del jefe de gobierno antes del 14 de marzo, cuando vence la suspensión del alcalde. A mediados de noviembre la legislatura porteña suspendió a Ibarra por 120 días a la espera del juicio como presunto responsable político de la tragedia. La composición de la sala Juzgadora quedó constituida por sorteo el 10 de diciembre, tras la renovación parlamentaria del 23 de octubre y según un sondeo preliminar, 10 de los 15 miembros estarían dispuestos a votar la remoción de Ibarra, que es el número necesario para votar la destitución.


Comentarios


Ibarra no se presentó a declarar