Inquilinos vs. propietarios: la crisis acentúa las diferencias por los alquileres

La asociación que agrupa a los locatarios criticó la falta de viviendas, el monopolio de la construcción y condiciones abusivas. Para las inmobiliarias el mercado está en “equilibrio” y hay muy bajos niveles de rentabilidad.



Alquileres en viedma (Foto: Marcelo Ochoa)

La Unión de Inquilinos de Río Negro (UIRN) asegura que la situación de alquileres de viviendas es insostenible, en tanto que representantes del sector inmobiliario defienden el negocio pese a los desajustes económicos.

Roberto Díaz, presidente de la entidad, mencionó que son varias las distorsiones que afectan a los locatarios comenzandopor que “faltan viviendas”, la construcción de casas “está en pocas manos” con lo cual “ese monopolio impone cada vez más el valor” de alquiler, y existe “un gran crecimiento de las personas que pretenden alquilar, y eso es un cóctel explosivo” porque “hace que los precios suban”. Según estimó la organización no gubernamental, los mayores problemas de acceso a la vivienda para uso temporario están en Bariloche, Cipolletti, General Roca y Viedma.

En el caso de esta capital, el presidente del Colegio de Martilleros, Febo Capponi, negó que exista un déficit de unidades habitacionales para este rubro y a su criterio “el mercado está equilibrado y activo en el segmento de uno o dos dormitorios, y la oferta y la demanda están equilibradas” aunque “hay dificultades” con las operaciones por tres dormitorios, ya que vienen con carga de expensas, al tratarse de edificios en propiedad horizontal.

Por las nubes

$16.000
cuesta un alquiler de una casa de dos dormitorios. Entre 9.000 y 11.000 pesos piden por viviendas de un dormitorio.
65.000
Son los inquilinos en la Provincia de Río Negro.

Díaz consideró que entre Bariloche y Cipolletti, primordialmente, “se está dando un proceso de ‘gentrificación’ donde las grandes empresas se van adueñando de los centros urbanos, expulsan a la gente a la periferia y en consecuencia la oferta de viviendas en el centro se hace imposible porque se hace carísima”. Sobre esto en particular, acotó que “mucha gente se va de Cipolletti a vivir a Fernández Oro”.

En tanto, Capponi consideró que si bien no hay conclusiones de contratos, existen “coletazos por acomodamiento de precios” ya que se están dando “los niveles de rentabilidad más bajos de la historia, y Viedma no es ajeno a la realidad del resto del país”.

Agregó que “nosotros somos jamón del medio, todos estamos perjudicados porque el poder adquisitivo está en sus niveles más bajos y la inflación obliga a las familias a erogar hasta un 30% de sus salarios (en alquileres), y como paradoja que una mejora no logra una renta adecuada, a lo que se agrega que la sociedad no entiende que nosotros tenemos como función brindar soluciones a las dos partes, no representamos a los dueños”.

En cuanto a las limitaciones que ponen los propietarios, privilegiando a parejas sin hijos o sin mascotas, interpretó que “es totalmente discriminatorio”. “Hay regulaciones del Código Civil, y quien decide poner una vivienda en alquiler con determinadas condiciones sociales, en ningún lado dice que se puede dejar afuera una familia”, dijo. Al respecto, el presidente del Colegio dijo no conocer de profesionales intermediarios que hayan negado el acceso a una vivienda por esas cuestiones.


La puja por los honorarios

La UIRN tiene a estudio la respuesta que le envió el Colegio de Martilleros de Bariloche solicitando información sobre el cobro indebido de altas comisiones inmobiliarias para quienes desean acceder a alquiles con esa intermediación.

En su momento, Facundo Villalba de la UIRN pide que se cumplan con los preceptos de la Ley N° 2051 que regula la actividad, y que estipula en su artículo 27 Inciso G que por arrendamiento, locaciones, urbanas y rurales, (la comisión) hasta el Cuatro por ciento (4 %) (está) a cargo del locador sobre el importe total del contrato, no pudiendo superar el equivalente a un mes de locaciones.

Capponi, por el contrario, opinó que la norma está “abrogada” por otras medidas (N° 2.541 y su decreto reglamentario) , y después del paso de Domingo Cavallo en el ministerio de Economía durante la presidencia de Menem “quedaron desregulados todos los honorarios profesionales”.


Comentarios


Inquilinos vs. propietarios: la crisis acentúa las diferencias por los alquileres