Irán rechaza “infundadas acusaciones” de Powell 1-4-03

Lo más visto



Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad

Colin Powell había hecho una dura advertencia tanto a iraníes como a sirios por proteger al terrorismo. No tardó la réplica. Teherán.- Irán rechazó ayer las acusaciones del secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, sobre la presunta implicación del país en actividades terroristas como infundadas y las calificó como una “flagrante interferencia en asuntos internos de la Nación”, según reportó la agencia de noticias IRNA. La advertencia de Powell se produjo horas antes de que un automóvil se estrellara contra los muros de la embajada británica en Teherán, despertando los temores de un ataque terrorista. Sin embargo, se determinó que fue un accidente. (Ver aparte). El portavoz del Ministerio del Exterior iraní, Hamid Reza Assefi, dijo a IRNA que el apoyo sin vacilaciones de Estados Unidos al terrorismo de estado israelí es una clara prueba de su doble rasero para definir, identificar y combatir el terrorismo. El vocero respondió así a las declaraciones formuladas el domingo por Powell ante el Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí (AIPAC, por sus siglas en inglés), en las que pidió a Irán y Siria que pongan fin a su “respaldo al terrorismo” y a Teherán que detenga la búsqueda de armas de destrucción masiva a través de su programa nuclear. Powell afirmó que Teherán “debe dejar de intentar hacerse con armas de destrucción masiva y los medios para fabricarlas”, en referencia a su emergente programa nuclear. “Es hora de que Irán anuncie su oposición a todos los grupos terroristas que trabajan contra el proceso de paz en Medio Oriente”, señaló el secretario de Estado. Assefi tildó los proyectos nucleares iraníes de transparentes y pacíficos y reiteró la fuerte oposición de su gobierno a la producción y el uso de armas de destrucción masiva en el mundo. Previamente, el portavoz de gobierno Abdullah Ramezanzadeh criticó las advertencias estadounidenses como parte del intento de Washington por lograr la dominación total de Cercano Oriente y un ejercicio para desviar la atención ante el fracaso de la guerra en Irak. El líder del Parlamento Ali Akbar Mohtashami, dijo a la cadena de televisión IRIB que el objetivo principal de Estados Unidos en la Guerra de Irak es la creación de un nuevo orden en Medio Oriente “para proteger y fortalecer al régimen israelí”. El legislador destacó que Irán siempre ha subrayado la naturaleza pacífica de sus proyectos nucleares y sostuvo que las acusaciones de Washington al respecto son un pretexto para presionar a Teherán por su postura crítica hacia las políticas de Israel. El domingo, el ministro del Exterior iraní, Kamal Jarrazi, reiteró la postura neutral de Irán en la guerra en Irak y rechazó las acusaciones del Pentágono sobre la presunta participación del país en el conflicto a través de la ayuda a milicias chiitas iraquíes. Irán, incluida junto con Irak y Corea del Norte por el presidente estadounidense George W. Bush en lo que él denominó un “eje del mal”, rechaza las acusaciones de que respalda el terrorismo y justifica su apoyo espiritual a las milicias antiisraelíes por considerar a éstas luchadores por la libertad ante un régimen de ocupación. La televisión estatal IRIB calificó las advertencias de un pretexto para las aspiraciones estadounidenses por alcanzar una posición hegemónica en Medio Oriente. (AFP/DPA/Télam)

Advertencia a los sirios Colin Powell advirtió a Siria que tendrá que depurar sus responsabilidades si sigue ayudando al gobierno de Saddam Hussein, palabras que fueron interpretadas por la organización palestina Hamas como una “declaración de guerra contra los árabes”. Un representante en Líbano de la organización palestina Hamas calificó las advertencias de Powell a Siria como una “declaración de guerra contra los árabes. El teatro de operaciones se extendió más allá de las fronteras de Irak”, dijo Osama Hamadan. “No esperaremos hasta que se produzcan ataques contra Siria porque consideramos que la amenaza de Estados Unidos es una declaración de guerra contra los árabes que eligieron resistir”, dijo Hamadan a la agencia alemana DPA, y advirtió que los norteamericanos se enfrentarán a una situación “peor a la de Irak si llegan a atacar a Siria”. (Télam) “Quieren desmantelar a Irak” BAGDAD (AFP) – Los ejércitos de la coalición estadounidense-británica son “colonizadores” que quieren “desmantelar” a Irak, pero “más de 5.000 voluntarios” llegaron de todos los países árabes para ayudar a combatirlos, declaró ayer el ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Naji Sabri. “Más de 5.000 voluntarios extranjeros árabes se encuentran ya en Irak para defender el honor de los árabes y de los musulmanes”, precisó Sabri durante una conferencia de prensa en Bagdad. “Llegan de todos los países árabes sin excepción. Hace tres días eran 4. 000, pero actualmente tenemos más de 5.000”, agregó el canciller iraquí. El sábado y el domingo, varios dirigentes iraquíes, incluyendo al vicepresidente Taha Yassin Ramadán, aseguraron que “miles” de voluntarios árabes entraban a Irak para participar en los combates contra las tropas norteamericanas y británicas. “Las fuerzas colonizadoras tratan de realizar todos sus sueños, que consisten en desmantelar a Irak y que no haya un Irak unificado”, agregó Sabri. “Pero cayeron en la trampa de los sueños que construyeron basándose en análisis falaces y enfrentaron a un pueblo unido, a las autoridades y al pueblo que combaten juntos”, señaló. El ministro exigió que la coalición se retire inmediatamente de Irak. “Es mejor que se retiren hoy y no mañana, eso les ocasionará menos pérdidas”, declaró . El ministro de Relaciones Exteriores prometió a los soldados de la coalición que se rindan que serán tratados de acuerdo con las convenciones internacionales. “El que se rinda será tratado por las autoridades iraquíes de acuerdo con la Convención de Ginebra” que estipula el trato que merecen los prisioneros de guerra, sostuvo. El canciller indicó que las fuerzas de la coalición “son derrotadas en todos los frentes y retroceden ante los destructores bombardeos de los combatientes iraquíes, civiles y militares”, afirmó. “Las fuerzas de la coalición se ahogan cada vez más cada día (…) y tienen cada vez más pérdidas”, insistió. El canciller volvió a denunciar enérgicamente, aunque sin nombrarlos, a los gobiernos árabes que “dan la espalda o tratan de dar la espalda a Irak”.

Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad


Comentarios


Irán rechaza "infundadas acusaciones" de Powell 1-4-03