José Nun:“El mayor riesgo que afrontamos en este momento es el de una administración débil"

El politólogo y ex secretario de Cultura sostuvo, en diálogo con Río Negro, que la carta de Cristina Kirchner le recordó al Presidente que él es, en realidad, su “jefe de Gabinete”.

José Nun, polítólogo y ex secretario de Cultura de la Nación. (Gentileza Clarín)

José Nun, polítólogo y ex secretario de Cultura de la Nación. (Gentileza Clarín)

José Nun es abogado, politólogo de prestigio internacional y fue secretario de Cultura nacional del 2004 a 2009. Conocedor de la historia política y del peronismo, en diálogo con Rïo Negro advierte sobre el peligro de caer en la represión: “El mayor riesgo que afrontamos en este momento es el de una administración débil que tiene que enfrentar un clima que se pone cada vez más violento”.

P:Cómo leyó la carta de Cristina sobre Alberto Fernández?
R:La leí como un testimonio de la división interna que existe en la coalición Frente de Todos, en la cual ciertamente los votos los tiene Cristina Kirchner. Alberto Fernández no tiene base electoral. Trató, intentó construir una con los gobernadores pero se la bloqueó la vicepresidenta. Entonces, lo que le queda como recurso muy importante es la firma. El poder bloquear legislación, poder mover personal de la administración pública, lo cual no sería poca cosa si él fuera un político realmente fuerte, cosa que no es. Siempre ha sido un segunda línea. Lo dije y lo reitero ahora, Cristina le ofreció a él olvidar viejos rencores desde que ella lo expulsó como jefe de Gabinete. Le propuso designarlo nuevamente como jefe de Gabinete pero ahora con el nombre de Presidente. Ese es el marco en el que se mueve, haciendo piruetas que ni siquiera él cree, como decir que esa carta fue una carta de apoyo, cuando fue una carta marcándole que es un jefe de Gabinete de la vicepresidenta, que es, en realidad, la Presidenta de facto.

P: Es decir, en estos diez meses no sucedió lo que algunos esperaban:que Fernández construyera poder.
R: Claro, y paralelamente se encontró con la pandemia. Hay que tener en cuenta que se le habían concedido facultades extraordinarias, antes de la pandemia, a mi juicio violando la Constitución. No logró restablecer un orden institucional con sentido. Simplemente loteó la administración pública, y se fueron concediendo los cargos según los socios del FdT. Es por eso que hay funcionarios que ignoran todo acerca de lo que tienen que hacer y a ellos aludía también de manera astuta Cristina Kirchner en la carta.

Fernández no logró restablecer un orden institucional con sentido. Simplemente loteó la administración pública, y se fueron concediendo los cargos según los socios del FdT. Es por eso que hay funcionarios que ignoran todo acerca de lo que tienen que hacer".

José Nun

P: ¿Cuánto puede funcionar este esquema de poder, en una cultura muy presidencialista como la Argentina y en un partido muy vertical como el peronismo?
R: Francamente creo que estamos en una situación límite, en términos generales. Se usa una analogía habitualmente de que estamos al borde del precipicio. Una persona al borde del precipicio efectivamente está en peligro, pero todavía está sana, se daña o se muere si se cae al precipicio. Es una analogía mal. Una sociedad o un país no está al borde del precipicio, está colapsado o no lo está: y Argentina está colapsada. Ya estamos en un precipicio del que no logramos salir. A medida que avance el tiempo esto se va a ir viendo más. El mayor riesgo que afrontamos en este momento es el de una administración débil, inepta, que tiene que enfrentar un clima que se pone cada vez más violento. El recurso que le queda es la represión, que va a generar más movilización, un día la derecha, otro día las organizaciones sociales, y la situación va a ser irrespirable. Y aleja cualquier posibilidad de que haya inversiones.

P: ¿Se mantiene el concepto de “egocracia” que alguna vez utilizó, en este caso en que el poder está en manos de Cristina, no del Presidente, el supuesto gobernante.
R: Hay dos grandes concepciones de la política: a una yo la llamo autocrática y a otra republicana. La concepción autocrática es de larga data, viene del siglo XIX y ha dominado los mayores períodos de la historia Argentina: la república oligárquica, durante tantos años de dictaduras desde 1930 y después el peronismo siempre ha defendido una concepción autocrática de la política. Esto quiere decir, un hiperpresidencialismo, exacerbado. Porque democracia para esta visión -como ha repetido la propia Cristina Kirchner- significa nada más que la renovación periódica de autoridades a través del voto. No significa división de poderes, no significa controles a la acción del Ejecutivo, porque se identifica Estado y gobierno como uno, la misma cosa. La concepción autocrática la comparten Alberto y Cristina. Esta idea se puede mantener con Cristina dominando el gobierno.

P:¿En vez de un hiperpresidencialismo un hipervicepresidencialismo?
R: Sí, claro, para guardar las formas uno debería decirlo así. La autocracia es compatible en la medida en que gobierne adecuadamente y ni lo está haciendo, ni hay condiciones.

P:¿Las críticas a los funcionarios lo condiciona al presidente a hacer cambios, o lo obliga?
R: Él ha elegido a figuras que Cristina desprecia para que lo acompañaran en el acto del 27 de octubre, tratando de ratificar que él apoya a esos funcionarios. Esto puede demorar efectivamente los cambios, pero los cambios se van a tener que producir para tratar de revitalizar una gestión realmente muy pobre.

P:¿El núcleo de la crisis no es estrictamente política, la incapacidad de generar confianza?
R: El componente político es absolutamente indudable. Pero, de todas maneras, no han habido cambios estructurales en los últimos 50 años que hubieran permitido que Argentina mirara hacia el futuro con otros ojos. Cambios como los que han ocurrido en otros países de América Latina. Argentina está en una posición muy, muy desventajosa. Somos un país pobre y rezagado, e imprevisible. Todos estos componentes alejan posibilidades de inversión y esto tampoco lo corrigió Macri. Un país bastante ridículo y sin moneda.

Si se desata la represión va a ser muy grave el enfrentamiento, y esa es la sociedad a la que más temo. El ciudadano debería tomar conciencia de este riesgo"

José Nun

P: ¿Qué sociedad argentina ve en la postpandemia?
R: Es difícil saber. Lo que temo, de lo que tengo más conciencia, es la sociedad que no deseo que ocurra. Es una sociedad donde impere la violencia. El riesgo más claro es tener una sociedad con explosiones populares, organizadas, no organizadas, con represión. La mano dura de gente como Sergio Berni coincide con la posición de gente como Patricia Bullrich. Yo eso lo veo como un riesgo muy muy cercano, al que hay que prestarle enorme atención. La vicepresidenta, o presidenta de facto, se ha cuidado muy bien de controlar en primer término los lugares donde hay dinero, Anses, PAMI, Afip; en segundo término Berni le ha jurado lealtad, lo mismo que Sabina Frederic, aunque tengan posiciones contrapuestas, y el ministerio de Defensa está en manos de un cristinista incondicional como Agustín Rossi. Todos esos lugares están controlados por ella. Si se desata la represión va a ser muy grave el enfrentamiento, y esa es la sociedad a la que más temo. El ciudadano debería tomar conciencia de este riesgo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


José Nun:“El mayor riesgo que afrontamos en este momento es el de una administración débil»