Jóvenes construyen un salón comunitario para un barrio

El proyecto se realiza con una técnica con madera de pino ideada por investigadores de Conicet e INTA.

Una técnica de construcción en pino recibió el premio Innovar

La técnica que utiliza una variedad de madera de pino para resolver problemas de hábitat, fue distinguida en el Concurso Nacional de Innovaciones (Innovar). El proyecto que reunió a instituciones del Estado y organizaciones sociales se edifica en el barrio 96 Viviendas.

La propuesta comenzó a llevarse a cabo en noviembre del año pasado. Desde entonces, jóvenes de barrios populares y técnicos aunaron esfuerzos para completar el salón comunitario construido con pino ponderosa obtenido en la cuenca de Arroyo del Medio.

La iniciativa local se sumó a las más de 300 propuestas presentadas. Entre las 37 seleccionadas en la categoría Diseños con Madera de la Patagonia, se destacó la rionegrina “Po(n)derosa: tecnología inclusiva”.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alberto Diomedi, destacó el aporte de su cartera a partir de la autorización de “aportes no reintegrables” por un total de 115.000 pesos.

El premio que se obtuvo en el concurso asciende a 30.000 pesos que, según se indicó, se utilizarán para concluir los trabajos del salón, mientras se avanza en el diseño y construcción de un prototipo de vivienda con el mismo material.

El proyecto demandó la creación de una red productiva que incluyó a pequeños productores de la Cooperativa Laburar, talleres de oficio como San José Obrero y Angelelli; productores forestales, investigadores del Conicet de Córdoba y Bariloche, técnicos del Inta de Bariloche, el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda, el Parque Nacional Nahuel Huapi y el gobierno provincial.


Jóvenes construyen un salón comunitario para un barrio

Jóvenes de tres organizaciones, proveniente de barrios populares, construyen el salón comunitario del barrio 96 Viviendas con una técnica con madera de pino ponderosa que idearon investigadores del Conicet junto al INTA.

El proyecto es parte de un trabajo de diversas organizaciones sociales e instituciones que lleva 5 años y que comenzó su construcción en 2015 con el financiamiento de la municipalidad.

La iniciativa forma parte de un programa multi-institucional que “impulsa el diseño, desarrollo y producción de una tecnología social, para el uso sustentable del recurso regional de la madera de pino ponderosa, dando participación a una diversidad de actores tanto profesionales como de organizaciones sociales”, según difundió la municipalidad tiempo atrás cuando se inició la obra.

La obra la realizan tres grupos de trabajo de jóvenes de la escuela de gestión social Angelelli, la Cooperativa Laburar y el Taller Salesiano San José Obrero, quienes se suman como constructores: “pibes de los barrios saliendo del no lugar que les asigna muchas veces la sociedad se transforman en protagonistas, opinan, idean, participan de la construcción teórica, y finalmente ‘ponen manos a la obra”, señaló Fernando Fernández Herrero, referente del Taller San José Obrero.

“La municipalidad financia la construcción de un salón comunitario, construido con un material desaprovechado, y una técnica desarrollada por investigadores del Estado nacional, que apropian y ponen en valor saberes e intereses de los actores locales, y promocionan a jóvenes de los barrios vulnerados que de esa forma se suman al circuito económico de una sociedad que incluye”, insistió en una carta pública Fernández Herrero.


Comentarios


Una técnica de construcción en pino recibió el premio Innovar