Junto con la nieve, el hielo y el frío, llegan los problemas y desafíos

Ola polar en la región. La limpieza de calles, la provisión de leña y gas, el transporte y las comunicaciones suelen ser las exigencias más perentorias en esta época.




1
#

El alto de Bariloche. El frío se sintió en forma extrema. Igual los vecinos siguieron con sus rutinas.

2
#

Río Negro y Neuquén viven días de frío intenso. Tanto que en la Región Sur, en la cordillera y en el norte neuquino los registros bajo cero superaron los dos dígitos. Con estas temperaturas no hay gas ni leña que rindan, sobre todo en los sectores con menor poder adquisitivo.

Con el frío, con la nieve y el hielo llegan desafíos a vencer en toda la región.

No por esperadas las nevadas importantes dejan de generar trastornos de todo tipo, que alteran la vida cotidiana y ponen bajo examen las medidas de prevención desplegadas tanto por los municipios, como por los equipos de vialidad y las empresas de servicios públicos.

En Bariloche, por ejemplo, la limpieza de las calles suele ser uno de los reclamos más repetidos. También la restitución del servicio eléctrico –cuando se corta–, el funcionamiento del transporte, la provisión de leña y otro insumo menos tangible como es la comunicación clara y precisa.

Pero la irrupción de la nieve, y especialmente del hielo, suelen generar además, impacto sobre el comercio, ya que algunos productos que registran poca demanda en otras épocas del año pueden agotarse en pocas horas. Es lo que ocurre por ejemplo con las cadenas para autos, los neumáticos especiales, los trineos de plástico o el líquido anticongelante.

Más información: Cuánto cuestan los elementos básicos para enfrentar la nevada

El subsecretario de Servicios del municipio de Bariloche, Eduardo Garza, aseguró que este año el municipio cuenta con más recursos que el año pasado, aunque todavía está lejos de lo ideal.

Refirió que en la tormenta que se inició a principios de junio y se extendió por dos días, la gestión de su área se vio facilitada por la calidad de los datos que aportaron los pronósticos meteorológicos, tanto de la nevada –que acumuló unos 25 centímetros en los barrios más altos– como de las bajísimas temperaturas de los días posteriores, que convirtieron todo en hielo.

“De camiones estamos bien, tenemos 20, incluido un camión con tolva para trasladar y distribuir arena –dijo Garza–. Trabajamos también con seis motoniveladoras para el despeje de nieve, un barrenieve que se puede colocar en un camión y 170 agentes municipales dedicados especialmente al operativo”.

Te puede interesar: El impacto de una nevada en el presupuesto municipal

Señaló que cuando comenzó la actual gestión el municipio contaba con cuatro motoniveladoras y sólo siete camiones en funcionamiento.

Según Garza, “para estar a la altura” lo ideal sería tener “cuatro motos más, otro vehículo liviano con tolva y un barrenieve”. Pero igual las exigencias de los vecinos siempre superarán cualquier recurso disponible porque “la ciudad es enorme, tiene cientos de kilómetros de calles” y es inevitable que muchas queden bloqueadas cuando la precipitación es abundante.

Por eso la prioridad es garantizar la transitabilidad de los circuitos del transporte urbano, las avenidas troncales y la zona céntrica. Para eso, cuando hay nevadas de noche o de madrugada el personal abocado a la emergencia comienza a trabajar a las 4.

Al margen de lo que digan las proyecciones meteorológicas, una nevada importante con clima polar a comienzos de junio fue leída por los barilochenses como el anticipo de un invierno riguroso. Con las estadísticas en la mano, es esperable que tormentas de volumen similar se repitan entre tres y cuatro veces en lo que queda de la temporada. Estos días del inicio de julio ya dieron señales del rigor del invierno con temperaturas extremas.

La última nevada fue “del este”, que suele llegar con nieve más liviana y menos viento, pero con fríos muy intensos. Las del oeste son temidas porque cargan los árboles de nieve húmeda y agregan otros contratiempos como la rotura de ramas y los cortes de energía.

Te puede interesar: ¡Mucho frío! En Línea Sur la mínima alcanzó los 14 grados bajo cero, sin gas

La subsecretaria de Protección Civil del municipio, Patricia Díaz, señaló que en los últimos dos años “hubo un crecimiento en la coordinación de los recursos”. Dijo que ayudó mucho la información meteorológica, que cada vez es más precisa.

Esta vez la caída de nieve más abundante se produjo un sábado y Díaz dijo que las complicaciones fueron menores porque el tránsito disminuye mucho, pero aclaró que el operativo “fue prácticamente igual” al que desplegarían en un día laborable.

Consideró indispensable “insistir en los pedidos a la gente para que tenga buena predisposición”, que confíen en el transporte público y que no salgan en sus vehículos si no están bien equipados.

Díaz dijo que entre los diagramas que ya están preelaborados cuentan también un plan de evacuación, por si hace falta, con los gimnasios que serían necesarios, el personal abocado y la organización por zonas geográficas.

En el afán de tener todo previsto de antemano, el municipio también toma recaudos para atender a las familias de menores recursos. La secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Schneebeli, dijo que en la última nevada tuvieron sólo dos pedidos puntuales de módulos alimentarios, mientras que la asistencia de leña ya estaba distribuida.

Dijo que las fechas previstas de entrega del plan Calor no se alteraron a pesar de la nieve. Igual, para evitar sorpresas tienen un depósito bien surtido por si el bloqueo de rutas demora la llegada de algún refuerzo.

Todos coinciden en que será un invierno riguroso. Una gran nevada en junio que obligó a doblegar esfuerzos y el inicio de julio muy helado.

El dato

alfredo leiva

Cuidado con las veredas

Datos

Todos coinciden en que será un invierno riguroso. Una gran nevada en junio que obligó a doblegar esfuerzos y el inicio de julio muy helado.
Fue la sensación térmica de ayer en Bariloche. La temperatura mínima alcanzó los -6,4°. El lunes -9,7
-11,8°
Es el valor unitario para neumáticos especiales para nieve en un auto chico. En camionetas trepa a $ 7.000.
$ 3.500

Comentarios


Junto con la nieve, el hielo y el frío, llegan los problemas y desafíos