Comienzan las indagatorias por Avalos, 20 años después de su desaparición forzada

Hombres y mujeres acusados de tener alguna participación en la desaparición forzada de Sergio Ávalos, comparecerán esta semana en el juzgado federal de Neuquén. El estudiante de de la UNCo  fue a bailar al boliche Las Palmas y no se lo volvió a ver con vida en 2013.  Las indagatorias de hoy se suspendieron a pedido de los defensores

Está acreditado en la causa que Sergio Ávalos estuvo bailando en el interior del boliche hasta la madrugada de ese 14 de junio de 2003. Las otras hipótesis sobre su desaparición forzada en otras circunstancias, perdieron fuerza tras los testimonios y pruebas reunidas en la instrucción. El jueves comenzarán a dar explicaciones empleados y empleadas de Las Palmas, los integrantes de la custodia, el dueño y encargado en un cronograma de indagatorias que se extenderá hasta marzo.

La defensa oficial de los dos imputados que encabezaban las citaciones al juzgado federal 2 del juez Gustavo Villanueva pidió tiempo para preparar la estrategia defensista y por eso se suspendieron las audiencias que estaban previstas para hoy. Pero las otras indagatorias se mantuvieron y comparecerán los imputados previstos para el jueves y viernes, con continuidad el miércoles de la semana próxima.

Pedro Nardanone, el dueño del local bailable, fue el último citado por el juez para dar explicaciones por la desaparición forzada de Sergio Ávalos y fue citado a mitad de marzo. También su mano derecha en el manejo del lugar, Patricio Sesnich.

Los militares -mujeres y hombres- que estaban contratados por Las Palmas para hacer seguridad en el local, serán indagados de a uno, igual que las y los policías que eran parte del servicio violento de custodia nocturna.

Hay empleados de Las Palmas que fueron partícipes de todo el operativo que terminó con la desaparición de Sergio Ávalos, alrededor de las 5 de la madrugada. El boliche tenía «una organización violenta» como modo habitual de administración y del personal que estuvo esa madrugada en Las Palmas, 20 supieron qué pasó con Sergio Ávalos, según la acusación judicial. Para la fiscalía, todas y todos tuvieron alguna participación, incluso aquellas personas que buscaron esconder o eliminar los elementos que pudieran haber dejado un rastro del paso del joven de 19 años por el local bailable de la calle Primeros Pobladores en la capital neuquina.

El inmueble no tiene pedido de resguardo y en estos 20 años funcionó como local bailable con permisos de excepción, en tanto a lo largo de las diversas investigaciones que tuvo la causa, se estableció que no salió del boliche ese 14 de junio pero no se logró determinar -ni con pericias de georadar- cuál fue el último lugar donde estuvo. Por razones de inhabilitación comercial, el municipio le cerró las puertas y el actual concesionario busca revertir en la justicia las acciones de clausura.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios