Encontraron 50 cajas de zapatillas vacías y despidieron a tres empleados en un comercio de Cipolletti

Durante una auditoría sorpresa en la sucursal descubrieron que faltaban más de cien productos. El hecho se definió en un juicio laboral y se confirmó el despido con causa de los tres empleados.

En un comercio de ropa deportiva de Cipolletti se llevó a cabo una auditoría sorpresa en la que detectaron que faltaban más de cien productos. Se realizó un juicio laboral y tres empleados fueron despedidos con causa.

Según detallaron, entre el faltante de más de cien productos, encontraron 50 cajas de zapatillas vacías. El encargado del local comercial ante este descubrimiento, informó a la principal autoridad de la empresa que les ordenó a los empleados que se retiraran. Al enterarse de este hecho se hizo presente en el comercio, el presidente la empresa, «No los quiero ver más acá, retírense”, les dijo.

Aseguraron que durante el recuento los empleados mostraron arrepentimiento por el hecho, «ellos estaban con la cabeza baja y prometían pagar los productos faltantes«, explicaron los testigos que estuvieron presentes durante la auditoría.

El comercio de Cipolletti pertenece a una red de tiendas deportivas con sucursales en Neuquén y Plottier.

La Cámara del Trabajo de Cipolletti resolvió que los tres empleados desvinculados solo cobrarán la liquidación final y no tendrán derecho a indemnización.


Cómo fue el juicio laboral en el que se confirmó el despido de los tres empleados


Según explicó el abogado del comercio Martín Pianciola, la demanda surgió a partir de que todos los años la administración practica auditorías para hacer el control de mercadería en las que los empleados son informados sobre el procedimiento. Describieron que durante esta practica, están presentes testigos de otras sucursales.

Durante la auditoria realizada en la sucursal de Cipolletti, se detectó que faltaban más de cien productos y había unas cincuenta cajas de zapatillas vacías o con un solo calzado. El resultado fue tan llamativo que los encargados decidieron realizar nuevamente el control unos días después pero obtuvieron el mismo resultado.

Durante el juicio laboral describieron que los empleados podían retirar productos para consumo personal mientras que «no superaran el 20 por ciento de sus haberes«, detallaron.

Este tipo de arreglos debían registrarse y a partir de esa información, la administración llevaba a cabo los descuentos en la próxima liquidación de sueldos.

Confirmaron que «el faltante superaba ampliamente lo permitido«. Por lo que los tres empleados fueron despedidos, más allá de su promesa por devolver los productos.

Durante el juicio se probaron todas las circunstancias y se confirmó el despido con causa.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios