Estafas con viviendas: pidieron cinco años de prisión para una joven pareja de Roca

La pena se conocerá el viernes al mediodía. En algunos casos, los damnificados pagaron cifras que van desde los 14.000 a los 17.000 dólares.

Nicolás Fotti (26) y su pareja Carla Sosa (27) podrían ser condenados a cinco años de prisión tras el pedido que realizó el Ministerio Público Fiscal (MPF) en el juicio de cesura que se lleva adelante desde el viernes en los tribunales de Roca. En diciembre del 2023, fueron declarados culpables de estafas reiteradas no sólo con la construcción de viviendas sino también con la venta de materiales.

Hace dos meses, los jueces Gastón Martín, Verónica Rodríguez y Emilio Stadler,  condenaron a Fotti y a Sosa y entendieron que el paquete de pruebas presentado por la fiscalía y la parte querellante fue “preciso, convergente y concordante” para tener “certeza positiva” sobre los hechos y la responsabilidad de estas personas.

En dos de los casos, los jueces consideraron que los vecinos “fueron engañados, las casas nunca llegaron a construirse”, indicaron los magistrados en su veredicto. “No fue un incumplimiento contractual. Desde el inicio los imputados sabían que no tenían la capacidad técnica, económica y financiera para llevar adelante la construcción de viviendas. La participación de un escribano en el contrato y la firma de pagarés era para darle una apariencia de seriedad y seguridad al negocio jurídico, que de no haber sido así, probablemente no se hubiera realizado. Toda esa tarea fue parte de una maniobra cuyo objetivo era asegurar la disposición patrimonial de las víctimas”, agregaron en el juicio.

A través de la empresa se vendieron viviendas que nunca llegaron a concretarse. La sentencia contra Fotti y Sosa se conocerá el viernes al mediodía, en los tribunales de Roca.

Entre sus fundamentos el Tribunal recalcó que “la empresa constructora InTec no tenía habilitación comercial para la actividad, tampoco profesionales propios de la actividad como arquitectos o maestro mayor de obra, no había planos ni se especificaba la cantidad y la calidad de los materiales comprometidos”.

El viernes comenzó el juicio de cesura en el que desde el Ministerio Público Fiscal solicitaron que se los condene a cinco años de prisión según la pena prevista en el artículo 22 bis del Código Penal, más accesorias legales (artículo 12 del CP) y costas del proceso. La querella encabezada por el abogado Federico Dalsasso adhirió al requerimiento de la fiscalía.

En tanto que la defensa de los imputados solicitó a los magistrados se les imponga un año de prisión de ejecución condicional.

La sentencia contra la pareja se conocerá el próximo viernes 1 de marzo, al mediodía, en el edificio del Poder Judicial de Roca.

La condena

El 14 de diciembre y tras el juicio realizado en los tribunales de Roca, el tribunal decidió declarar culpables tanto a Nicolás Fotti como a Carla Sosa. Entre sus fundamentos el Tribunal recalcó que “la empresa constructora InTec no tenía habilitación comercial para la actividad, tampoco profesionales propios de la actividad como arquitectos o maestro mayor de obra, no había planos ni se especificaba la cantidad y la calidad de los materiales comprometidos”.

En los otros ocho casos, las estafas se configuraron con la venta de materiales de construcción a través del comercio que dirigían los imputados, que no tenía habilitación municipal, ni estaba registrado en AFIP ni en el Registro de Personas Jurídicas. “La venta de materiales en ferretería Terrasur era un escaparate para atrapar incautos. No tenía habilitación comercial y vendía materiales de construcción que no tenía en su haber. La modalidad de acopio era una falsedad, porque no tenían en su poder los materiales que vendían. No cumplieron con las entregas pactadas, en algunos casos el incumplimiento fue total y en otros fue parcial”, sostuvo el tribunal.

El abogado querellante Federico Dalssaso quien había coincidido con la fiscalía en solicitar la declaración de culpabilidad, señaló que las víctimas son todas personas trabajadoras, con necesidad, que confiaron en Fotti y Sosa.

Y agregó que los jóvenes engañaron a sus clientes por cifras que en algunos casos superaron los 14.000 y 17.000 dólares. 


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios