Marcharon para repudiar al juez que condenó a 9 años de prisión al autor de un crimen en Bariloche

Familiares de Ricardo Herrera expresaron su descontento con el fallo que dictó el magistrado Marcelo Álvarez Melinger contra el acusado del crimen, que fue declarado culpable por el jurado popular en forma unánime. Impugnarán la sentencia.

Los familiares de Ricardo Herrera imaginaron otro desenlace. Durante más de 2 años lucharon para que el crimen del hombre no quedara impune. Y lograron sentar a Mauricio Báez, en el banquillo de los acusados y que el jurado popular lo declarara culpable de manera unánime. Pero la condena que el juez Marcelo Álvarez Melinger le impuso al imputado como autor del crimen los dejó perplejos. Indignados.

Es injusto que le haya dado 9 años de prisión al que mató a mi hermano”, expresó, indignado, Cristian Herrera, mientras marchaba este jueves por la tarde con un grupo de familiares y amigos de la víctima por la calle Mitre.

Eran apenas un puñado que manifestaban su dolor. Impotencia. Antes habían estado en el Centro Cívico y en la municipalidad para expresar su descontento con la Justicia rionegrina. Ninguno quedó conforme con la condena que Álvarez Melinger aplicó contra Báez.

También, lamentaron que el juez no haya dado la cara el día del veredicto. “Fuimos a más de treinta audiencias en todo este tiempo y el juez dio la sentencia por zoom”, criticó Cristian.

La fiscal del caso Betiana Cendón había pedido 15 años de prisión para Báez, mientras que el abogado Ernesto Saavedra, en representación de la querella, había solicitado 20 años de prisión. El defensor oficial Nelson Vigueras, que asistió al imputado, alegó por 8 años de cárcel, el mínimo de la pena por homicidio simple.

Cristian cuestionó que el magistrado haya valorado a favor del acusado que es una buena persona “y que se portó bien en el juicio”. También, que no tenía antecedentes penales.

Recordó que el propio hermano de Báez declaró en el juicio que el acusado sabía hacer armas blancas. Para el jurado popular, la fiscalía y la querella probaron en el juicio que la noche del 30 de mayo del 2021 el acusado le aplicó un puntazo con una faca a la víctima tras una pelea, en una calle del barrio Arrayanes de Bariloche. Herrera murió casi dos horas después por la grave hemorragia causada por la herida de arma blanca. Tenía 43 años.

La víctima regresaba con su novia a su domicilio, cuando Báez, que manejaba un Renault 12 lo interceptó y minutos después lo apuñaló. Para la fiscalía no hubo ninguna motivación para que Báez lo apuñalara a Herrera. Resumió el hecho con una frase: “Matar porque sí”.

“No tuvimos un juez imparcial, porque tiene la balanza inclinada para los asesinos”, denunció Cristian en la marcha que hicieron para repudiar la sentencia condenatoria.

El abogado querellante dijo que va a impugnar la sentencia. Recordó que cuando se requiere ir a un juicio por jurados es porque partimos de una expectativa de pena de 12 años de prisión. Y destacó que los jurados lo declararon culpable por unanimidad.

A pocos metros, Norma Sandoval, caminaba en silencio, con su dolor a cuestas por el crimen de su hijo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios