Prisión efectiva para dos policías que casi matan a golpes a un hombre

Otros dos recibieron penas en suspenso por adulterar documentación de la comisaría en un intento por encubrir el hecho.





Por unanimidad, un tribunal condenó a 6 años de prisión efectiva a Jorge Sevilla y a 3 años de prisión efectiva a Sixto Meza Vitale, dos policías que detuvieron de manera ilegal a un hombre y lo golpearon con salvajismo, hasta poner en riesgo su vida.

En tanto, los policías Luis Canales y Julio Sandoval fueron condenados a 2 años de prisión en suspenso por encubrimiento agravado, ya que trataron de ocultar la conducta de sus compañeros.

«Roberto Tecker (la víctima) estaba tranquilo en la vía pública, nada justificó un proceder como el de Sevilla. Se puso en riesgo la vida de la víctima, quedó corroborado por las medicas del cuerpo médico forense» citadas como testigas, dijo el juez Gustavo Ravizzoli este mediodía al pronunciar el veredicto.

La hermana de la víctima, Liliana, y la abogada querellante Gisella Moreira expresaron su disgusto por el veredicto y anunciaron que lo impugnarán. Pidieron un fallo «que sea un mensaje para la policía».

Tecker estaba esperando el colectivo en el barrio La Sirena para asistir a la fiesta de la Confluencia, el 9 de febrero de 2019, cuando una patrulla integrada por Sevilla y Meza Vitale lo agredió.

El ataque con golpes de puño y patadas fue tan irracional y a la vista de tanta gente que hasta la defensa de los policías admitió que debían cumplir una pena. Comenzó en la vía pública, siguió en la camioneta de traslado y continuó en el calabozo. Tecker debió ser trasladado de urgencia al hospital, con gravísimas lesiones principalmente en el hígado.

La fiscal Paula González había pedido 8 años de prisión para Sevilla, la querellante Gisella Moreira 10 y el defensor Gustavo Lucero 3 años y 4 meses. El policía ya había sido declarado responsable del delito de vejaciones y lesiones graves, que tiene una escala penal de 3 a 10 años.


La falsa «contra denuncia»


El juez Ravizzoli, quien integró el tribunal junto con Florencia Martini y Andrés Repetto, dijo en el veredicto que «hubo un antes y un después en la vida de Tecker», ya que este hecho «lo afectó en lo físico, lo psicológico, y lo económico».

Después de la paliza, Sevilla hizo una denuncia contra Tecker por supuesta resistencia. El tribunal dijo que fue un intento de «dar un marco de legalidad a un ilicito» y lo tomó como un agravante en la conducta del imputado. Es importante que los jueces hayan fallado de esta manera, para desalentar las denuncias falsas tan habituales en los casos de apremios, vejaciones y torturas.

También adquiere relevancia que hayan condenado, si bien la pena fue de 2 años en suspenso, a los policías Canales y Sandoval por su intento de encubrir a los imputados principales.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Prisión efectiva para dos policías que casi matan a golpes a un hombre