Títeres con una técnica milenaria en Bariloche

La titiritera italiana Nina Franco brindará un taller de la milenaria técnica japonesa para docentes y todos aquellos que estén interesados. Su obra “Palabras de papel” se presenta el viernes y domingo.



Nina Franco trajo su obra “Palabras de papel”.  Gentileza

Nina Franco trajo su obra “Palabras de papel”. Gentileza

La docente italiana Nina Franco brindará un taller de Kamishibai hoy a las 17. La actividad forma parte del programa del Festival Internacional de Títeres Andariegos.

La titiritera además presentará su obra “Palabras de Papel”, realizada bajo esta milenaria forma de contar historias. “Juntos a los títeres, los objetos, la actuación, la dramaturgia, se arma un hecho artístico para sensibilizar el público de niños y adultos”, planteó Franco.

El taller está destinado a docentes y a todos aquellos interesados en conocer esta técnica japonesa narrativa utilizando láminas dibujadas. Es un género que trabaja la comunicación a través de lo oral, lo escrito y lo icónico, tanto en la comprensión y en la producción.

Cada taller abarca dos jornadas. El primer encuentro será este miércoles y jueves de 17 a 21 en la Sala Frey, del Centro Cívico. El segundo taller será el sábado (de 15 a 19) y domingo (de 10.30 a 14.30) en la Biblioteca Carilafquen del barrio Villa Los Coihues.

Franco nació en Siena y es licenciada en Psicología Clínica y de Comunidad, cuenta con un posgrado en Psicodrama y es coordinadora de Recursos Expresivos del Instituto de la Máscara de Buenos Aires. También forma parte de la Escuela Taller de Intérpretes Titiriteros del Teatro General San Martín.

“Kamishibai es una palabra japonesa que significa teatro de papel”, explicó la italiana y agregó: “Es una técnica milenaria que los monjes budistas usaban para contar las historias del Buda con dibujos sobre un pergamino para un público muchas veces analfabeto. Y así todo resultaba más fácil para el publico: escuchar las palabras que estaban acompañadas y sostenidas por dibujos que la completaban”.

La lectura del kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre un soporte de teatro de tres puertas llamado «butai», que se coloca de cara al auditorio, y deslizando las láminas una tras otra mientras se lee el texto.
La titiritera admitió que el kamishibai “fue apareciendo en distintos momentos de mi vida; esta técnica se había perdido y la recuperaron los artistas trashumantes y callejeros después de la segunda guerra mundial”.

En un primer momento, con una bicicleta y su “butai” estos artistas pasaban de pueblo en pueblo de plaza en plaza para compartir las historias.
La obra “Palabras de papel”, de la Compañía Pandizuchhero de Italia, es para todo público. Se presenta este viernes a las 18 en Estación Araucanía y el domingo a las 17, en la Biblioteca Carilafquen.

Durante 45 minutos, “el escenario se ve habitado por un personaje viajero que entrelazará las historias y compartirá los cuentos que fue encontrando en su camino. Tiene una pollera con muchos bolsillos de dónde saca recuerdos; una cartera habitada por ratones y un objeto muy preciado: su Kamishibai”.

Está inspirada en un espectáculo del grupo Toro Sentado donde se unían el lenguaje poético y el kamishi.


Comentarios


Títeres con una técnica milenaria en Bariloche