Kirchner advierte a los supermercados



Actualizado a las 19:42

Buenos Aires (Télam).- El presidente Néstor Kirchner advirtió hoy a los empresarios que “no se pueden abusar del bolsillo del pueblo”, y apuntó en particular a las cadenas de supermercados, luego de los incrementos de precios registrados el mes pasado en alimentos y bebidas, superiores a la inflación promedio del 0,4 por ciento.

En un acto en la localidad bonaerense de Moreno, Kirchner afirmó que “en la lucha que damos contra la inflación es hora también de que los que generan bienes, los que comercializan bienes, como los supermercados, entren a darse cuenta que no se pueden abusar del bolsillo del pueblo, y de que este es un Gobierno que va a estar al lado del pueblo cada vez que se quiera abusar del mismo”.

La advertencia vino después de que ayer se conociera la evolución de los precios durante el mes de agosto, y antes de la reunión que mantuvieron esta tarde los supermercadistas con funcionarios del Ministerio de Economía y dueños de frigoríficos, para intentar frenar el raíd alcista de los productos de la canasta básica, en especial la carne. Al salir del encuentro en Economía, el supermercadista Alfredo Coto dijo que “el Presidente puede opinar lo que quiera, como nosotros hacemos con el Gobierno”, aunque se negó a comentar los dichos de Kirchner sobre los “abusos” de los empresarios.

El subsecretario de Programación Económica, Sebastián Katz, quien participó de esa reunión junto al secretario de Agricultura, Miguel Campos, aseguró esta mañana que el Gobierno apelará a “las acciones de política económica necesarias” para mantener a raya los precios, y evitar así que la inflación supere el límite anual del 11 por ciento al que aspira Economía. “Creemos que hay espacio para que esto sea así y al mismo tiempo estamos dispuestos a adoptar las acciones de política económica necesaria. No vemos peligro de desborde por fuera de esa banda de ninguna manera. Creemos que esto puede cumplirse”, dijo Katz a una radio porteña.

Antes de ver a los supermercadistas en Economía junto a Katz, Campos almorzó en el hotel Hilton con cuarenta empresarios de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), liderada por el ex presidente de la UIA Alberto Alvarez Gaiani. Según informó la entidad, los industriales “brindaron detalles de los planes de sus industrias y del sector en general para el año 2006”, y reinvindicaron el nuevo esquema de reparto de la cuota Hilton, el cupo de cortes “premium” de carne que se exportan a la Unión Europea (UE).

No obstante, voceros de la COPAL negaron a Télam que el almuerzo haya servido para hablar de la inflación de los productos de primera necesidad. La preocupación del Gobierno por el precio de los alimentos responde a que su incremento fue del 1,4 por ciento durante el mes pasado, más del triple de lo que subieron los precios en general, según el INDEC.

“Desde el punto de la suba de los alimentos hay un impacto sobre la equidad, sobre los sectores de más bajos recursos, que a nosotros ciertamente nos preocupa”, admitió esta mañana Katz. Hasta ahora, la estrategia oficial para contener el precio de los alimentos incluyó varios acuerdos de precios con sectores estratégicos y un aumento de retenciones para las exportaciones de lácteos, a fin de fomentar las ventas de esos productos en el mercado interno.

Más recientemente, el Ministerio de Economía fijó un peso mínimo de 300 kilos por cabeza para la faena de ganado vacuno, que apunta a incrementar la oferta de carne dentro del país, y reducir así su precio. Esa medida se complementaría en los próximos días mediante un acuerdo entre toda la cadena cárnica -incluyendo a los supermercados- para fijar el valor de la media res, que opera como precio testigo para la mayoría de los cortes que consume la población.


Comentarios


Kirchner advierte a los supermercados