La bolsa, buen refugio durante 2014 (Parte II)



MI BOLSILLO

El año se acabó, y finalmente la turbulencia cambiaria de mediados del mes de septiembre cesó. Muy lejos quedaron los pronósticos que indicaban una devaluación antes de enero, y finalmente quienes apostaron al dólar, no fueron quienes mejores ganancias obtuvieron en los últimos doce meses.

Tal como señaláramos desde esta columna la semana pasada, los grandes ganadores del año, fueron quienes se atrevieron a “jugar” sus fondos en el mercado financiero.

El índice Merval, que resume la evolución de las principales acciones argentinas en pesos, creció un 50% en el acumulado anual. Descontando un 38% de inflación, la ganancia real promedio de los papeles argentinos en pesos fue del 12%.

En contraste, el índice Bovespa, que refleja la performance del mercado bursatil en Brasil, creció solo el 1,2% durante el año 2014.

El índice Ibex cumple la misma función en España y avanzó el 1,8% en el mismo periodo, mientras que el Dow Jones que refleja la cotización de las principales industrias en EEUU creció el 9,7% en igual lapso.

Es decir que en promedio, las principales bolsas de valores del mundo mostraron un cierre de año positivo.

Una opción para los inversores, fue la colocación de acciones American Depositary Receipt (ADR). Las mismas son acciones de las principales empresas argentinas, que operan en la bolsa de New York, en dólares. En este segmento, el resultado fué dispar. Los papeles se pueden dividir en tres segmentos de acuerdo a la rama de actividad.

Las energéticas, fueron la vedette del año. El papel de Pampa Energía en New York ganó en doce meses un 266%. En el mismo lapso, Edenor ganó un 64,5% y Transener un 60%.

El segundo segmento fueron los bancos. El Frances creció un 96% en un año. Galicia avanzó un 93% y Macro un 77%.

Las petroleras mientras tanto, retrocedieron respecto a su valor un año atras. El precio de la acción ADR de YPF cayó un 25%, mientras que el de Petrobras Argentina lo hizo un 10%.

Naturalmente, las inversiones bursátiles tienen una componente de riesgo mayor que un plazo fijo o la compra de divisas.

Sin embargo, la foto de fin de año muestra que para quien tiene fondos ociosos, vale la pena asesorarse y dar el paso de colocar una parte de los mismos en el mercado financiero.


Comentarios


La bolsa, buen refugio durante 2014 (Parte II)