La casa que guarda juguetes

Analía y Mariano dejaron todo lo convencional en la vida para dedicarse a fabricar autos, robots y muñecas de madera. Miles de piezas se esconden en cada rincón de la casa a la espera de algún niño que los ensamble y les dé forma.



El pequeño  taller del matrimonio ya está listo para recibir el próximo pedido. (FOTO: Oscar Livera)

El pequeño taller del matrimonio ya está listo para recibir el próximo pedido. (FOTO: Oscar Livera)

Mariano se despertó un día del 2016 y sintió que ya era suficiente, que ya no quería seguir trabajando en relación de dependencia. Renunció a su trabajo y regresó a un recuerdo de su niñez. Hoy junto con Analía fabrica juguetes de madera, tal como lo hacía con su abuela tiempo atrás, cuando tenía 12 años.

Realmente me emocioné con la idea y comenzamos definiendo y diseñando un producto que respondiera a una necesidad en el mercado. La elección de la madera es otro tema”, contó Mariano.

Los dos emprendedores consideraron que en tiempos de tanta tecnología y con un planeta agobiado por el plástico y la contaminación era una muy buena idea ofrecer una línea de productos ecológicos y amigables con el medio ambiente. “Y para ello nada mejor que la madera”, agregó el emprendedor.

Resignaron un espacio de su casa para convertirla en un taller. Adquirieron las primeras máquinas e insumos y comenzaron con el corte, pintado y armado de los primeros juguetes.

Nuestra intención es que los chicos tengan más ganas de jugar con juegos simples que despierten su creatividad".

Mariano trabajó 30 años en el sector privado.

Nuestra intención es que los chicos tengan más ganas de jugar con juegos simples que despierten su creatividad y estimulen su concentración, ejercitando además sus habilidades motrices”, aseguró Mariano.
Sus juguetes vienen en piezas para que los niños armen y desarmen cuantas veces quieran. Mientras más, mejor.

El emprendimiento se llama KreCos y su lanzamiento al mercado fue por las redes sociales. La demanda explotó en poco tiempo y Analía y Mariano se vieron obligados a solicitar financiamiento de organismos estatales para poder producir más.

“En cuanto publicamos nuestra primera foto en las redes sociales comenzaron a llegarnos consultas, incluso para compras mayoristas de didácticas de distintos puntos del país y del exterior. El portal oficial de la Cámara Argentina de la Industria del juguete compartió nuestras fotos y eso trajo una gran apertura también”, sostuvo el fabricante de juguetes.

Pese al éxito obtenido en poco tiempo, este emprendimiento no estuvo exento de los vaivenes de la economía nacional.
“Nos retrasamos en más de una oportunidad. No obstante, el haber iniciado un emprendimiento desde cero nos dio una mayor cintura para maniobrar las crisis. Es decir una mayor capacidad de adaptación a las condiciones. Nuestra naturaleza es flexible y esto nos permitió adaptar nuestro modelo de negocios a la difícil situación del país”, continuó.

Desde 2016 hasta la fecha, la fábrica de juguetes neuquina fue creciendo y ganando espacios en el comercio nacional. Sus principales socios comerciales son las redes sociales y una página web que abrieron luego de haber patentado la marca y registrado el dominio. “En épocas complicadas aumentamos las horas de trabajo apostando al esfuerzo por un pronto recupero de la industria nacional”, concluyó.

Volver a jugar como un niño con los niños de la casa

“En la actualidad los padres se encuentran con un enorme desafío en la crianza y educación de sus hijos: ¿cómo jugar en esta nueva era tecnológica? ¿Juguetes o jueguitos electrónicos?”, se preguntan Analía y Mariano en su página web, donde sugieren: “Volvé a jugar como un niño con tus niños”.
Y son ellos los que se contestan. “Hoy pareciera que los dispositivos electrónicos o las pantallas han invadido todo, generando una dependencia alarmante. Si bien existen recursos didácticos y usos educativos, es común que los más pequeños y los más grandes también caigan en la tentación de los jueguitos adictivos y la dependencia tecnológica. Combinar las nuevas tecnologías, los juegos y juguetes tradicionales es la tendencia de las infancias contemporáneas”, aseguraron.


Comentarios


La casa que guarda juguetes