La cocina del hospital más importante de Neuquén está en problemas

En el Castro Rendón hay tres camareros para repartir todas las viandas. Pidieron personal, pero aún no hay designaciones.



#

Reclaman que se reparen las máquinas que se utilizan para pelar la verdura. (Foto: juan thomes )

Los empleados del sector cocina del hospital Castro Rendón, el de mayor complejidad del sistema público de salud de la provincia, realizaron ayer una protesta en reclamo por la falta de personal y de mantenimiento de las maquinarias. Desde la dirección aseguraron que los cargos fueron solicitados, pero aún no se efectivizaron los nombramientos.

“Estamos haciendo el trabajo de muchísimas personas y no hay físico que tolere, están desgastando totalmente al personal. Tienen que ingresar entre cinco y seis personas para poder cubrir lo básico dentro del servicio”, dijo Valeria Marsico, cocinera con función de camarera del hospital local.

Agregó: “las soluciones no están, los nombramientos no se firman y son súper necesarios para el trabajo. Hoy son solamente tres camareros que tienen que cubrir todos los pisos del hospital y aparte tienen que tapar agujeros de cocineros que no están, entonces lo tienen recargado tanto en la parte de los pisos como en la parte de la elaboración del alimento. Acá se hacen todas las etapas de elaboración de alimentos y hay licenciados en nutrición que se dedican a ver qué tipo de alimentación lleva cada patología.”

Ayer los trabajadores realizaron una radio abierta en la puerta del hospital en la que expusieron su situación.

Te puede interesar Piden más personal para la cocina del hospital cabecera de Neuquén

Marsico insistió que en un mismo turno “te hacen hacer el trabajo de cocinero y de camarero, y en realidad no hay cuerpo que tolere eso. El servicio no es adecuado, no se da como corresponde. Se gastó millones en maquinaria que se utiliza para pelar papas, zanahorias. Al ser un hospital regional se hacen entre 500 y 600 raciones de comida por día entre los dos turnos. Las maquinarias están, pero no funcionan.”

El director asociado del Castro Rendón, Adrián Cattaneo, señaló que “algunos pedidos tienen que ver con incorporación de personal, estamos a la espera del nombramiento, lo que demora a veces hasta unos meses en salir. Eso es lo que está generando esta traba. Está en proceso de resolución. Nosotros siempre estamos negociando y tratando de revertir la situación.”

Además de la demanda de personal, el hospital tiene un grave problema de infraestructura en lo que se refiere el área de oncología pediátrica. La situación incluso debió judicializarse.

La Cámara Civil de Neuquén ordenó hacer lugar al amparo que presentó la defensoría de los Derechos del Niño y el Adolescente con el fin de que se equipe, refaccione y amplíe el sector. Esto abarca la creación de habitaciones de aislamiento, sala de juegos y espacio para la escuela hospitalaria.

Almuerzo y cena

Datos

500
raciones diarias en promedio se preparan en el hospital Castro Rendón, según informó una de las cocineras.

Comentarios


La cocina del hospital más importante de Neuquén está en problemas