La comarca: el desafío de seguir creciendo

Viedma y Patagones celebran un nuevo aniversario de su fundación con el foco puesto en la construcción de infraestructura vital para hoy y para las generaciones venideras.





1
#

El puente que une Viedma y Patagones, todo un símbolo para ambas ciudades que crecen juntas a la vera del río Negro.

2
#

Cientos de niños practican canotaje en las aguas del río Negro bajo la tutela del club Piedra Buena.

3
#

Una de las dramatizaciones callejeras contra la planta.

4
#

5
#

La Provincia y el Municipio proyectan obras para este 2018 en la capital rionegrina, en el marco de una nueva celebración por la creación de la ciudad.

La planta depuradora de volcado cero al río, que demandará unos 378 millones de pesos y la nueva sede central del Ipross, con una inversión de unos 80 millones de pesos según estimaciones oficiales, aparecen como las relevantes en cuanto a desembolsos, aunque algunas otras, impulsadas por la comuna, tendrán un fuerte impacto en la vida cotidiana de los viedmenses.

Tal es el caso de la cuadras de asfalto que el Ejecutivo local pretender realizar en el casco urbano. Con la toma del crédito del Plan Castello, la Municipalidad de Viedma se alista para avanzar en la recuperación vial de alrededor de 50 cuadras, entre repavimentaciones en el casco céntrico y nuevos asfaltos en las calles que conectarán los ingresos en los distintos barrios de la periferia. Será una inversión cercana a los 35 millones de pesos.

Manzana histórica

Otros trabajos de fuerte impacto visual serán el mejoramiento de la Manzana Histórica, en su cubierta, el cierre de las ventanas superiores sobre el patio interno, la demolición de un muro divisorio en el patio central y la creación de un escenario provisorio sobre una pileta en desuso.

También el Municipio piensa en un nuevo mecanismo de funcionamiento del reloj de la torre. Ya comenzó la primera etapa de la Plaza Seca en la manzana salesiana.

El programa Girsu

A estas inversiones se agrega el desarrollo durante todo este año del programa nacional de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), a través del cual la ciudad eliminará la disposición de residuos en basurales a cielo abierto.

Ya se iniciaron las tareas para la construcción de un relleno sanitario para la disposición final controlada y sanitaria. El proyecto también contempla la construcción de una planta de separación manual, la cual consiste en la incorporación de un galpón, en el cual se cumplirán principalmente las funciones de recepción de material seleccionado.

Por último, la comuna licitará en estos días la continuidad de la costanera, desde el bulevar Ituzaingó hasta el club Náutico La Ribera.

Las obras provinciales, que se incluyen en el plan Castello y cuyas licitaciones se anuncian para abril y mayo, totalizan más de 450 millones de pesos. El Plan Director de Desagües Cloacales tiene una plazo de ejecución de 24 meses y se estima que acompañará el crecimiento urbano de Viedma por 20 años.

La nueva planta de tratamiento tendrá un sistema de lagunas facultativas, a lo que se sumará la estación elevadora terminal y la impulsión a la planta de tratamiento. Una vez finalizada, se anticipa que la red cubrirá el servicio actual de forma óptima hasta el año 2040, con una capacidad de atender el saneamiento de casi 75.000 habitantes.

La superficie total en la que se implementará el riego es de 900 hectáreas, para eso se están estudiando las especies más aptas para el cultivo.

La planta se retirará varios kilómetros del río y tendrá volcado cero de efluentes al curso de agua.

Finalmente, el proyecto del edificio comprende la ampliación de las actuales instalaciones en la intersección de las calles Roca y Belgrano.

Se trata de la construcción de un edificio de oficinas administrativas de tres plantas que funcionara de manera complementaria al edificio existente.

El edificio a construir constituye la primera etapa de un proyecto general de tres, tratándose la segunda etapa de la refacción del edificio existente, y la tercera del crecimiento en altura del nuevo volumen en cuatro niveles más.

Datos

Doble festejo en el club náutico Luis Piedra Buena

Un festejo por partida doble tendrá hoy el club náutico Comandante Luis Piedra Buena de Patagones.

La institución se suma a la celebración de los 239 años de la fundación de las ciudades de la comarca, el mismo día que recuerda 33 años de su fundación.

Nacido para fomentar las actividades náuticas, fue el primer club de la ciudad dedicado exclusivamente a esta disciplina deportiva y con el correr de los años sumó otras propuestas a su oferta.

Desde hace algunos años cuenta con un importante predio en la costa del río Negro, en la zona conocida desde siempre como “la segunda bajada” y con denominación oficial como balneario “Luis Marello”.

Allí, un millar de socios pueden disfrutar de un cuidado ambiente para la recreación, con sanitarios y fogones; y el balneario con servicio de guardavidas, además de un salón de eventos y una de las guarderías de botes más importantes del sur del país, por la cantidad y calidad, ya sean propias del club o de quienes practican la actividad.

Cientos de niños, jóvenes y adultos participan en las actividades de canotaje, tanto en el ámbito deportivo como recreativo.

Claudio Isaac, su actual presidente destacó que “estamos muy bien comparando desde donde arrancamos” y valoró que “el club está saneado, sin problemas económicos” y financiado a partir de la cuota social, los ingresos de la confitería, la organización de eventos especial y algún aporte municipal.

“En lo deportivo dimos un salto de calidad muy grande en los últimos años” y entre una gran cantidad de deportistas destacó las actuaciones “a nivel internacional de Agustín Rodríguez, Sebastián Vergauven y Manuel Lascano, tres chicos que se formaron en nuestro club”.

Asamblea No Nuclear de Viedma: en vigilia permanente para conservar el planeta

Viedma y sus capitales

Opinión

José Luis Foulkes

Intendente de Viedma

Celebración y cambios

Opinión

José Luis Zara

Intendente de Patagones

Datos

378
millones de pesos será la inversión demandada por la planta depuradora en Viedma que tendrá volcado cero al río.
20
años es el plazo estimado de vigencia de la nueva planta depuradora que cubrirá la demanda de unos 75.000 hab.
La Asamblea No Nuclear de Viedma nació el 6 de junio del año pasado cuando China anunció su intención de colocar su quinta central nuclear en el país. La primera reacción surgió de la asamblea patagónica que entregó una carta de rechazo a la embajada oriental en Argentina.
Ahí nomas despertó el interés de muchos viedmenses y maragatos porque el caso provocó escozor. Luego vinieron los plenarios en la Catedral de esta capital donde se conocieron multitudinarias posturas y marchas involucrándose en el tema ambiental. Cuando los chinos que vinieron a recorrer la costa atlántica para observar posibles lugares de radicación pernoctaron en Viedma, pero esa noche no pudieron dormir porque el gentío que se les arrimó a las ventanas de un hotel de la avenida costanera, se ocupó de hacer tronar el descontento.
La incidencia de la Asamblea tuvo sus logros: encabezar la campaña para que 27.000 firmas apoyen en la Legislatura la creación de la Ley N° 5.227 que prohíbe la instalación de centrales de generación de energía nucleoeléctrica de potencia en Río Negro. El oficialismo de Juntos Somos Río Negro estuvo a la cabeza de la iniciativa luego de superar el trago amargo, por el resultado adverso en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatoria (PASO). El mayor logro de toda esta lucha es que la conciencia ambiental en toda esta región se mantiene viva. “El tema nuclear no se cerrará nunca por eso seguiremos activos”, sentencia Juan Aldo Humble.
Viedma y Patagones se forjaron juntas, atravesando dificultades. Hoy son ciudades con desarrollo, en crecimiento y con un futuro hermanado.
Por ese movimiento que nos llena de vida todos los días es que seguimos desarrollando una multiplicidad de actividades inclusivas. Nuestra gestión tiene un objetivo claro: generar más y mejores oportunidades para todos.
Este año vamos a cumplir 45 años como capital de Río Negro y quiero expresar mi orgullo y satisfacción por contar con un importante porcentaje de casi de cien por ciento en cobertura de servicios básicos. Esa política pública que se funda en el desarrollo y el derecho humano es acompañada por la gestión municipal de entrega de soluciones habitacionales que aportan kits para conexiones y terminaciones de viviendas.
Sentimos orgullo de ser la capital de la provincia, de tener un capital turístico con un enorme potencial, un capital educativo que expande sus fronteras y genera oportunidades, un capital productivo que promueve desarrollos, y un capital económico con empresarios que supieron afrontar los vaivenes, y jóvenes emprendedores que aportan una nueva mirada.
Hoy podemos compartir que muchos reclamos han sido escuchados. Estamos ejecutando con fondos nacionales una inversión que cambiará el tratamiento de nuestra basura para las próximas décadas, y con fondos provinciales contaremos con un nueva planta de efluentes cloacales. Nos falta mucho por hacer, pero seguimos avanzando. El desafío será seguir creciendo.
Hace casi tres años iniciaba mi gestión al frente del municipio de Patagones, con el compromiso de trabajar por un cambio positivo. El primer desafío como hombre del interior fue radicarme en la ciudad cabecera, y desde ahí, consustanciarme aún más de cada una de las necesidades de Patagones y lo que cada barrio me demandaría.
Las Comisiones de Fomento interactúan con sus habitantes y nosotros con ellos. Es por ello que puedo decir con orgullo que hemos ampliado el asfalto, la red de cloacas, el alumbrado público, entre tantas otras mejoras, y nos queda mucho por hacer.
La interacción social –con el deporte o la cultura– es una herramienta de integración que como Estado tenemos muy presente. Al inicio de la gestión fueron muchos los objetivos planteados, entre ellos aprovechar aquellos recursos ya existentes y mejorarlos. Y en este sentido trabajamos en la bella costanera, la que potenciamos como un centro turístico.
Hablar de Carmen de Patagones implica hablar de historia, de Patria, de Nuestra señora del Carmen, y de nuestra hermandad con Viedma; y un símbolo de esa unión es la Fiesta de la Soberanía Patagónica, que jerarquizamos año tras año.
Nuestra historia sigue viva y se muestra con el proyecto de puesta en valor del centro de la ciudad, que permitió ya la intervención de la calle Comodoro Rivadavia y la Plaza 7 de marzo, reconvirtiéndola sin olvidar su tradicional e histórica estética. Cumplir años es siempre motivo de alegría, y celebrarlo con obras mejor aún. Me pone feliz saber que el cambio está llegando a cada vecino.

Comentarios


La comarca: el desafío de seguir creciendo