La crisis de los juzgados de Familia lleva a Busamia a la Legislatura

El presidente del Tribunal Superior defenderá la necesidad de crear tres nuevos organismos. El Consejo de la Magistratura está a un paso de cubrir la vacante en el juzgado "incendiado".



Adriana Luna, una de las concursantes, rinde examen oral en el concurso para el juzgado de Familia 1 de Neuquén (Gentileza)

Adriana Luna, una de las concursantes, rinde examen oral en el concurso para el juzgado de Familia 1 de Neuquén (Gentileza)

El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Roberto Germán Busamia, asistirá el martes a la comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura a explicarles a los diputados por qué es necesario crear dos nuevos juzgados de Familia en Neuquén capital y uno en Chos Malal.

Uno de los argumentos principales es la demanda creciente del servicio, pero la necesidad se choca con las limitaciones presupuestarias: hay que cubrir los cargos (con altos sueldos), desplegar infraestructura y demás.

En paralelo, avanza el concurso para cubrir el juzgado de Familia 1 de Neuquén, alias “el incendiado”, que fue el que disparó toda la polémica. Las siete personas que siguen en carrera (dos desertaron) rindieron examen escrito y oral y cambió el orden de mérito.

Tras las evaluaciones de las juradas Andrea Podestá y Silvina Arancibia Narambuena, la tabla ahora la encabeza Jorge Sepúlveda con 39,41 puntos; seguido por María Vanina Sobisch (38,36); Laura Vega (35,48); Andrea Novoa (34,06); Adriana Luna (32,42), María del Carmen Castillo (26,81) y María Paz Zabalegui (22,48).

Resta la última y crucial etapa: la entrevista personal con los consejeros, que otorga 20 puntos y define al ganador o ganadora.

La polémica

El concurso ganó interés a partir de que la consejera Isabel López Osornio (una de las representantes de los colegios de abogados) pidió informes al Tribunal Superior sobre el estado del juzgado de Familia 1.

La otra representante de los colegios, Monserrat Morillo, dijo que la jueza que cubre los juzgados 1 y 2 está “incendiada” por la carga que representa atender los dos tribunales.

De allí surgió otro interesante spin off de esta serie: el Consejo de la Magistratura pretende explorar alguna alternativa para evitar que se produzcan vacantes y subrogancias prolongadas que deriven en juzgados “incendiados”. Una alternativa es que los jueces avisen seis meses antes de renunciar a su puesto para organizar una transición ordenada.

El juzgado en cifras

En Familia 1 había, al 23 de marzo pasado, 3.395 expedientes en trámite. El 24% son por violencia, 16% por alimentos y 10% por divorcio, entre los números más significativos. En 2018 ingresaron a ese tribunal 1.956 causas, el 27% del universo de las que entraron a los juzgados de Familia de la capital.

En 2017, el Tribunal Superior de Justicia presentó en la Legislatura un proyecto para crear dos nuevos juzgados de Familia en Neuquén capital y otro en Chos Malal. Hasta ahora no tuvo tratamiento.

Según dijo el diputado Mario Pilatti (MPN) “nadie discute” la necesidad de los organismos, pero “hay un tema financiero” a resolver. Después de gestiones oficiosas ante los poderes Ejecutivo y Judicial, el legislador dio a entender que los recursos aparecieron y se avanzará con los proyectos.

En tanto el presidente del TSJ irá el martes a la comisión A para fundamentar la necesidad de contar con esos tribunales. “Iré yo a explicarles a los diputados”, confirmó a “Río Negro” el juez Busamia.


Comentarios


La crisis de los juzgados de Familia lleva a Busamia a la Legislatura