Valeri escuchó quejas por falta de agua potable en barrios de Bariloche

El ministro Carlos Valeri se reunió este sábado con un grupo de vecinos autoconvocados que reclamaron que casi todo este verano tuvieron problemas con la provisión del vital elemento. Ratificó obras para resolver el problema a corto y largo plazo.

Familias del barrio El Frutillar de Bariloche tienen problemas con la provisión de agua potable en lo que va de este verano. (Foto archivo)

Familias del barrio El Frutillar de Bariloche tienen problemas con la provisión de agua potable en lo que va de este verano. (Foto archivo)

Los problemas con la provisión de agua potable afectan desde hace varias semanas a miles de personas de barrios de la zona de Pampa de Huenuleo y del este de Bariloche. Esta semana, personas de los barrios El Frutillar y Nuestras Malvinas salieron a la avenida Juan Herman a manifestarse con quema de cubiertas y cortes de calle para que alguien escuche los reclamos.

El ministro de Obras y Servicios Públicos del gobierno provincial, Carlos Valeri, se reunió este sábado con un grupo de vecinos autoconvocados, en su mayoría del barrio El Frutillar. También, la presidenta de la junta vecinal del barrio Nahuel Hue Virginia Gualmes, asistió a la reunión, que se hizo en el Centro Administrativo de la calle Onelli al 1600. La reunión no se informó oficialmente.

Gualmes informó tras el encuentro que el ministro anunció que trabajan en un proyecto para captar agua desde el lago Gutiérrez para abastecer a los barrios de la zona de la Pampa de Huenueleo, donde viven más de 60.000 personas.

El ministro explicó que es una obra que demandará tiempo, pero el objetivo es que resuelva los problemas que todos los veranos tienen miles de personas porque no tienen presión de agua o se corta durante varias horas del día.

Este verano se sumó además la sequía. Hace varias semanas que no llueve con intensidad como para recuperar el caudal del arroyo Ñireco, donde hay bombas de agua que abastecen a algunos barrios del sur de la ciudad.

Fuentes que participaron del encuentro dijeron que Valeri había comentado que el primer paso era terminar el proyecto y, después, elaborar el pliego con las bases y condiciones para el llamado a licitación de la obra desde el lago Gutiérrez. El propósito es no depender de las plantas de bombeo del arroyo Ñireco.

Como no están los pliegos aun no hay fecha de ejecución, pero las fuentes explicaron que el funcionario provincial había estimado que la obra estará en ejecución el próximo verano.

De todos modos, comentaron que Valeri había comprometido instalar en el corto plazo otra bomba para aumentar la provisión de agua desde el lago Nahuel Huapi hasta la planta con los filtros, que tienen en el barrio Jardín Botánico. Desde ese punto se bombea el agua potable hasta la cisterna que abastece al barrio El Frutillar, Nuestras Malvinas, Nahuel Hue, El Maitén y Omega, entre otros.

Las fuentes indicaron que el ministro había informado que pensaban hacer un acueducto de refuerzo que lleve mayor caudal de agua desde la planta emplazada en Jardín Botánico hasta la cisterna en el Frutillar. De esa forma, proyectan darle más presión de agua -sobre todo- a las familias que viven en los sectores altos.

Gualmes valoró la reunión y los proyectos anunciados. Aseguró que en Nahuel Hue son muy pocas las familias que tienen problemas con la provisión normal de agua, en la entrada del barrio. “No estamos todos sin agua en Nahuel Hue”, aclaró.

Dijo que Aguas Rionegrinas les había entregado estos días bidones con agua mineral para compensar la falta de presión y que operarios de la empresa revisarán el lunes las cañerías en ese sector donde hay problemas.

Gualmes comentó que el problema está focalizado en los sectores elevados del barrio El Frutillar, según habían relatado vecinos de ese sector en la reunión con Valeri. También hay problemas en barrios del este de la ciudad, como Las Victorias o Mutisias, ubicado en el Alto de Bariloche.

La presidenta de la junta vecinal del barrio El Frutillar, Magalí Villarroel, dijo que hay sectores del barrio que no tienen presión de agua. Esa situación generó el malestar de un grupo de vecinos que salió a manifestarse.

Pero cuestionó que hayan optado por quemar cubiertas como forma de protesta por los perjuicios que causa para las familias que viven en los alrededores. Villarroel dijo que Aguas Rionegrinas había distribuido bidones con agua mineral en el barrio.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Valeri escuchó quejas por falta de agua potable en barrios de Bariloche