La Cruceta, un comedor como los de antes



#

El nombre del restaurante remite directamente a los coches. Juan Carlos Juárez es fanático del automovilismo y eso se siente cuando se entra a La Cruceta, un ambiente familiar como los de antes, con buenos precios, comida rica y porciones abundantes.

El lugar califica en Trip Advisor, pero su enfoque no es el turismo sino el público local, que hace casi 30 años que le responde fielmente.

El espacio es tan amigable que hasta tiene cunas para que los bebés duerman mientras los padres disfrutan del almuerzo o la cena. Arrancó casi como un parador en la estación de servicio de enfrente y hoy es parada obligada.


Comentarios


La Cruceta, un comedor como los de antes