La emergencia para el turismo será por 180 días y sin eximiciones

El gobierno de Arabela Carreras prepara la propuesta que –advirtió Sanguinetti– no incluirá perdones fiscales. Habrá en cambio prórrogas y diferimientos de impuestos.



El turismo está en crisis y en Bariloche se refleja fuerte en el impacto económico de la ciudad. Archivo

El turismo está en crisis y en Bariloche se refleja fuerte en el impacto económico de la ciudad. Archivo

El empresariado de Bariloche sabe que no tendrá eximiciones de impuestos y que las soluciones de mayor impacto que espera deberán llegar del Gobierno nacional, pero aun así celebra el anuncio de la gobernadora Arabela Carreras de declarar la emergencia turística en Río Negro.

Carreras comunicó la decisión el lunes por la tarde en una reunión por videollamada en la que participaron empresarios de Bariloche y otras ciudades, previo a darles a conocer un pormenorizado detalle de la inversión que la provincia realizó durante la cuarentena con medidas directas para el sector productivo, comercial y turístico. Esa cifra asciende a 2.400 millones de pesos entre prórrogas de impuestos, suspensiones de plazos, líneas crediticias y ATN que se repartieron en los municipios.

La cuantificación del impacto económico con las medidas provinciales fue una respuesta a las quejas surgidas en Bariloche por la poca ayuda del Gobierno ante la crisis.

La emergencia para el sector turístico será por 180 días, con posibilidad de extenderla, y se centrará en “prórrogas y diferimientos” de pagos de impuestos y créditos provinciales, según admitió a RÍO NEGRO el secretario general de la Gobernación, Daniel Sanguinetti que participó de la reunión virtual del Consejo Económico Productivo del área de Turismo, Comercio y Servicios que integran empresarios y funcionarios del oficialismo.

“Es una medida para acompañar al sector turístico. Tenemos conciencia de que es una de las actividades más complicadas por la crisis”, dijo el funcionario y aseguró que se incluirá a todas las actividades vinculadas a la industria turística, como puede ser el comercio.

Néstor Denoya, presidente de la Cámara de Turismo de Río Negro, que días atrás fue crítico con la falta de dimensión de las autoridades de la crisis en el sector turístico, valoró el anuncio aunque admitió que esperan un borrador para analizar el texto de la emergencia. “La medida ayuda pero la cuestión de fondo debe venir de Nación”, dijo el empresario.

Para Hernán Jaraj, de la asociación de transportistas de Bariloche, la emergencia provincial “no te salva pero algo ayuda porque las empresas estamos tachando gastos cada mes. Es una señal hacia Nación que tiene varios proyectos en curso sin tratar”, entre ellos uno impulsado por la senadora barilochense Silvina García Larraburu.

Según informó el Gobierno, la emergencia será enviada a la Legislatura para su “análisis y aprobación”. Sanguinetti dijo que llegará con acuerdo de ministros y que sería tratada el próximo jueves.

En la Legislatura ya hay un proyecto de ley para declarar la emergencia turística en Río Negro pero nunca tuvo avance en comisiones. La iniciativa, que presentó el 5 de mayo el Frente de Todos, plantea la prórroga del vencimiento del pago de los impuestos, planes de regularización de obligaciones tributarias, suspensión de ejecuciones, otorgamiento de líneas de crédito en condiciones diferenciales, aportes directos a través de subsidios, entre otras medidas.

La presidenta del bloque, María Eugenia Martini, dijo que espera tener el texto de la emergencia del Gobierno para analizarlo y remarcó que también aguardan que incluya “protocolos sanitarios para tener ciudades seguras para recibir al turismo y un plan de acción de turismo para la reactivación”.

Martini señaló que la del turismo “es una situación de emergencia absoluta” y repasó relevamientos de las entidades empresarias de Bariloche que señalan pérdidas por 2.415 millones de pesos solo en junio y alrededor de 1.360 millones de pesos en el comercio desde el inicio de la cuarentena.

Un impacto de 2.400 millones de pesos

La gobernadora Arabela Carreras presentó ante el Consejo Económico Productivo del área de Turismo, Comercio y Servicios un listado de 21 medidas adoptadas para el sector desde el inicio de la cuarentena que significaron una inversión de 2.400 millones de pesos.

Entre las medidas exhibidas, Carreras contempló postergaciones de pagos, prórrogas de impuestos (automotor e inmobiliario), suspensión de cuotas y prorrateos, la excepción del monto mínimo del impuesto sobre Ingresos Brutos durante abril y mayo, reducciones para monotributistas, la prórroga de cuotas de créditos del Crear y Río Negro Fiduciaria, entre otras.

También la nómina de acciones incluye los 100 millones de pesos disponibles para créditos del Crear y otros 1.700 millones de pesos que la provincia puso junto al banco Patagonia para préstamos a las pymes.

Para el secretario general de la Gobernación, Daniel Sanguinetti, “no es poco el esfuerzo que hizo el Gobierno con el conjunto de medidas tomadas hasta el momento”.

Los empresarios admitieron que la provincia tiene sus límites porque la recaudación tuvo una caída estrepitosa, mientras que desde la oposición, la legisladora María Eugenia Martini pidió que la emergencia que el Gobierno presentará “tenga en cuenta las necesidades que estamos escuchando de todos los sectores empresariales y sindicales”.


Comentarios


La emergencia para el turismo será por 180 días y sin eximiciones