“La fe puede salvarnos”

Por Redacción




El 24 de septiembre de 2009 nació nuestro hijo menor, Lucas Homero, con problemas de salud: tenía hipertensión pulmonar. Estuvo muy grave y luego fue recuperándose lentamente. Queremos agradecer por este medio a quienes nos ayudaron y acompañaron, comenzando por la clínica Cutral Co, donde todos nos atendieron y contuvieron y sus médicos supieron tomar la decisión correcta para que Lucas Homero viviera; también a enfermeros y personal en general. Luego, al sanatorio San Lucas, donde vivimos momentos muy difíciles y vimos cómo los médicos hacían hasta lo imposible para salvar a nuestro hijo, así como los enfermeros de Neonatología, y con los padres de los otros niños tratábamos de darnos fuerzas mutuamente cuando las cosas no marchaban bien. Fueron días muy tristes y duros luchando en cada momento para que nuestro hijo saliera adelante. También nos ayudaron desde el hospital público cuando debimos trasladarlo de urgencia y lo llevaron en la ambulancia, salvando su vida una vez más (al menos así lo recordamos nosotros). Fue muy fuerte lo que pasó, porque casi todos los habitantes de nuestra ciudad se unieron para rezar por Lucas Homero: familiares, amigos, conocidos y gente que no nos conoce. Había cadenas de oración en todos lados, sin importar las creencias de cada uno; todos nos acompañaron, llegó a varias provincias de nuestro país y fue increíble porque el domingo 27, cuando comenzó esta cadena impresionante, Lucas estaba gravísimo y repentinamente hizo un cambio, tuvo una leve mejoría, y desde entonces lentamente se fue recuperando y aprendió a respirar. Sabemos que los médicos fueron fundamentales, pero debemos decir que la fe de todos fue imprescindible y nuestro agradecimiento es infinito. Lucas Homero fue dado de alta el 20 de octubre de 2009 y luego sólo una vez debió ser internado. Cumplió su primer año y es un niño como cualquier otro, lleno de vida, alegre y muy pícaro... todos lo miramos y no podemos creer este regalo maravilloso que tenemos. Simplemente queremos decirles gracias y resaltar que la fe puede salvarnos. Vaninna Cordi, DNI 23.648.247 Rafael Vergara, DNI 21.709.935 Cutral Co

Vaninna Cordi, DNI 23.648.247 Rafael Vergara, DNI 21.709.935 Cutral Co


Comentarios


“La fe puede salvarnos”