“La fragata ‘Libertad’ y el peronismo”



La fragata “Libertad” fue construida durante el segundo mandato de gobierno del general Perón, aunque la botó al agua el golpe de Estado que se dio en llamar Revolución Libertadora. Me extraña que el peronismo en pleno no reivindique este tema de la fragata (más allá de que la misma, creo yo, es un símbolo nacional que nos representa en todo el mundo), o tal vez no lo hagan pensando que desde aquella época la Marina, en manos de Rojas, traicionó al general Perón y a algunos nostálgicos no les gusten los barcos, pero esto, creo, sería quedarse en el tiempo y no madurar las heridas de aquellas épocas. Con respecto a por qué fue a parar la fragata a este puerto en África y embargada, no me prendo a eso de endilgar errores y personificar a los que tuvieron que ver en este tema. Creo que esto merece hilar un poco más fino y hay que hablar definitivamente de por qué nuestros buques y bienes son jaqueados en todo el planeta por estos fondos buitre. Decirle a un buitre que no coma carroña es como decirle a un chico que no coma un chupetín. Si la costumbre de un buitre es la carroña, hay que ver donde se originó la misma para evitar que el buitre nos visite cada tanto. Todo tiene que ver con el peronismo y sus orígenes. Tal vez muchos no conozcan a Alejandro Olmos, pero resumiendo su figura se puede decir que nació en San Miguel de Tucumán el 1 de mayo de 1924 y falleció el 24 de abril de 2000. Fue político, periodista e historiador argentino, una de las mayores autoridades en el estudio de la deuda externa. De ideología fuertemente nacionalista, se movilizó durante su larga vida política contra numerosos proyectos de privatización de los bienes nacionales y llevó a cabo un largo proceso judicial denunciando la ilegitimidad de la deuda contraída con los organismos internacionales de crédito en el período 1976/1983, por parte del gobierno de facto, considerando que es la mayor estafa contra los argentinos ya que esa deuda externa es ilegitima y odiosa, y de la misma manera y con las mismas tácticas se siguió engrosando esta deuda hasta el 2001. Alejandro Olmos participó activamente en política e indirectamente en la llegada de Perón al poder, ya que fue un activista que luchó contra los gobiernos elegidos fraudulentamente (Ramón Castillo). Alejandro Olmos fue encarcelado en una oportunidad por el peronismo y sin embargo siempre estuvo cerca de la causa de Perón, hasta llegar a formar parte del último gobierno como asesor del ministro del Interior Roberto Ares, en 1976. Desde 1982 provocó una investigación que se llamó la causa Olmos, a manos del juez Ballesteros, y luego de 18 años, más precisamente el 13 de junio de 2000, se dio a conocer el fallo (Nº 14.467, caratulado “Olmos Alejandro S/dcia”, Expte. Nº 7.723/98 ) que declara a la deuda argentina como ilegal, inmoral, ilegítima y fraudulenta. Este ejemplar fallo con 18 años de investigación y pruebas irrefutables fue enviado a la Cámara de Diputados y la de Senadores de la Nación y sin embargo, salvo unos pocos como Pino Solanas y sus seguidores, nadie ha levantado un dedo para hacer cumplir este fallo judicial que demuestra de forma cabal que nuestra deuda debería de haberse revisado y condonado en su mayor parte por la ilegitimidad con la que fue concebida (di cuesta cosa non se parla). Sólo un ejemplo de esa ilegitimidad puede darle al lector una idea: “…que si estos contratos fueran nulos, inejecutables por ilícitos, la República Argentina renuncia a denunciarlos o pedir la nulidad del contrato…”. La Argentina del golpe del 76, con Martínez de Hoz a la cabeza, renunció a todos los derechos, a pelear por su deuda en cualquier fuero y en cualquier época, y renunció a la verificación de los montos. Una locura. Pero es a través de esa locura que los fondos buitre embargan la fragata “Libertad”, porque desde Alfonsín a nuestros días ningún presidente se paró firme y dijo: hasta aquí llegamos, discutamos la deuda. Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 Bariloche

Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 - Bariloche


Comentarios


“La fragata ‘Libertad’ y el peronismo”