La generosa entrega de tierras afecta el futuro de Las Grutas

La provincia le dio 30 hectáreas a un empresario.



utas compromete el futuro de esta zona turística que pretende planificar su desarrollo con miras a consolidarse como un organizado, prolijo y variado centro de veraneo.

El caso más emblemático que este medio descubrió en los últimos días es el de la generosa cesión con la que fue beneficiado el empresario y arquitecto barilochense Julio Arrieta, hasta hace poco titular de C4 Construcciones y en la actualidad socio de Arrieta y Arrieta Construcciones.

Recibió de parte del organismo provincial nada menos que 30 hectáreas situadas a 260 metros del mar, a unos 3 kilómetros del centro del balneario y con un relieve privilegiado que le da una vista excepcional de buena parte del golfo San Matías.

Otros beneficiados, algunos residentes en la zona y en Las Grutas recibieron entre 2 y 5 hectáreas cada uno.

Ajenos a esta realidad, los empresarios grutenses y las autoridades municipales se reunirán mañana para comenzar a delinear el plan rector urbanístico, junto con el gobierno provincial -que paradójicamente financia ese estudio-, desconociendo aún el fin que los inversores que recibieron esas enormes parcelas les darán a cada uno de los espacios otorgados.Algunos de los más importantes comerciantes del balneario manifestaron a este medio su preocupación por la extrema desinformación existente acerca de los constantes movimientos y obras en la extensión ubicada entre el Centro Minero Los Alamos y el casco urbano grutense. La falta de datos precisos en el Municipio ha alimentado la ola de rumores que cada día inquieta más a los habitantes de la villa.

Como se recordará, ya que fue publicado en sucesivas notas de este medio, el año pasado el Concejo Deliberante y el intendente local se trabaron en un fuerte conflicto con la Dirección de Tierras debido a que se conoció que ese organismo había cedido en forma gratuita tierras ubicadas entre esta localidad y la villa balnearia con la sola presentación de un proyecto de mejoras y el posterior pago de un irrisorio canon.

A raíz de la fuerte reacción municipal, que incluyó hasta la clausura de varias obras de particulares recién iniciadas por no contar con habilitaciones y planos firmados por el Municipio, el gobernador Pablo Verani se comprometió en setiembre del 2000 a transferir la totalidad de las tierras fiscales del ejido -que incluyen también las del Puerto del Este- a dominio de la comuna, tal como establecen la Constitución Provincial y la Ley 900.

Sin embargo, un dictamen de la Fiscalía de Estado rechazó el convenio de transferencia realizado entre la Provincia y la comuna por considerar, entre otras cosas que las tierras son demasiado valiosas para quedar bajo dominio municipal, por lo que el trámite volvió a fojas cero.

El presidente del Concejo Deliberante, Miguel Galindo Roldán, confía en que próximamente se producirá la transferencia, ya que ese fue el compromiso asumido por el gobernador. “Pero seguramente también nos van a transferir los problemas”, expresó Galindo Roldán en referencia a la situación planteada con todos los ocupantes precarios -el que posee mayor extensión es Arrieta- que querrán continuar con sus obras sin atenerse a los requisitos que el Municipio exige a todos los adjudicatarios que pretenden realizar una construcción en la jurisdicción sanantoniense.

Pedro Caram


Comentarios


La generosa entrega de tierras afecta el futuro de Las Grutas