La goleada solidaria de las escuelas de fútbol barriales

Contienen a los chicos de los sectores que no pueden acceder a los clubes tradicionales. Esfuerzo y ganas es la clave para sostener el entretenimiento mediante la actividad física y la transmisión de valores sin espíritu competitivo.



1
#

El caso que surgió a la luz es el de Estrellas del Norte cuya cancha se va a convertir en el estacionamiento del nuevo municipio.(Foto: fotos juan thomes )

2
#

No solo los jugadores visten con ropa deportiva. Hay personas en la capital neuquina que se la ponen la camiseta y juegan el partido de ayudar al otro con espacios de contención de la mano del fútbol. Las escuelas deportivas que se gestan en cada barrio hacen una labor social que sacan sonrisas a miles de chicos. Todos tienen en común la entrega solidaria de su tiempo y un trabajo a puro pulmón, donde a veces no hay acompañamiento del Estado.

“Somos una escuela de fútbol. Llevamos cinco años y la idea no es sacar grandes futbolistas. Ojalá algún día uno de los chicos pueda dedicarse a eso pero la idea es más que nada son los valores y compartir. Empezó hace 5 años y eran 10 y hoy son 80 nenes”, contó Andrés Rubilar, entrenador en Valentina Sur, de la escuelita Los Cachorros.

La iniciativa nació a partir de la actividad de Andrés con una iglesia: “Arranque un comedor comunitario y los chicos empezaron a decir que le gustaba la pelota, y dije bueno empecemos a entrenar y así se fue armando”, recordó.

Hoy la pelota se mueve cada tarde desde las 18 en un porción de una chacra que les presta una vecina en calle El Sol y Puerto Deseado. Los chicos asisten sin tener que pagar nada.

El entrenador remarca que “es una experiencia re linda y hay nenes que han crecido al lado mío”. Hoy lo lleva adelante con colaboración de su tía y algunos padres que dan una mano. Hacer la tarea no es fácil confiesa Andrés al mismo tiempo que revela su gran motor:

“No me pagan y no es mi idea cobrarle a los chicos. La recompensa es la sonrisa de los chicos”, se sincera Andrés.

Divide sus tiempos entre su trabajo como empleado público en la primera parte del día y luego con su tarea con los chicos.

Dijo que “cuesta” porque no reciben colaboración del estado. Los elementos los consiguen a través de ventas, por medio de los padres, a veces de su bolsillo, o por alguna donación .

“Es sacarlo que anden en las calles y que compartan. Esa es más que nada la idea. Siempre se dice que las cosas están peor pero no ponemos un granito de arena para que esas cosas cambien”, apuntó.

Uno de los proyectos que tienen es ofrecer un refrigerio ya que son chicos de bajos recursos.

Con entusiasmo narró la experiencia de los chicos de jugar el Mundialito en Roca. “No sabés la felicidad de los chicos y los padres nos acompañaron mucho”, dijo al mismo tiempo que marcó que se les hizo difícil por lo económico viajar desde Neuquén hasta Roca.

Otra labor solidaria con el fútbol como aliado la realiza la Asociación Un Día Diferente.

“Arrancamos como un torneo y le fuimos metiendo todos los años algo más, pero por sobre todas las cosas fuimos escuchando qué querían los jóvenes”, señaló Ariel “Cuca” Aila, impulsor y referente de la organización.

Comenzó todo en 2004. “El objetivo fue cambiar la mirada de los jóvenes del oeste y utilizar como excusa el fútbol”, señaló.

En su trabajo se encontraban con “el monstruo gigante que era el no se puede, no se va a cambiar” y la estigmatización que había sobre los jóvenes del lugar. inició con elementos prestados y tras un largo caminar desde hace dos años tienen una cancha de césped sintético en Novella y Necochea. “Con el sintético pasamos de tener 30 equipos en la institución a tener 100 equipos. Participan personas de 5 a 36 años con equipos masculinos y femeninos “, destacó.

Ofrecer una alternativa a la utilización del tiempo de ocio en sitios alejados del centro de la ciudad.

“Son chicos de bajos recursos. Se descomponen porque no comieron días anteriores. La edad va de 5 a 14 años”.
Andrés Rubilar de la escuelita de fútbol Los Cachorros de Valentina Sur.

La Asociación Un Día Diferente organiza torneos imitando los elementos de la Champions League y la Copa Libertadores. Con sus trofeos y música.

El fútbol permite también compartir el juego en un espacio común con la familia.

Ayuda de todos están dispuestos a recibir para continuar.

Datos

La Asociación Un Día Diferente organiza torneos imitando los elementos de la Champions League y la Copa Libertadores. Con sus trofeos y música.

Comentarios


La goleada solidaria de las escuelas de fútbol barriales