Cuñada involucró a la mujer de Monsalve en el femicidio de Agostina: «usted se lo ordenó»

La investigación fiscal se amplió hacia más sospechosos. Minuto a minuto, todo lo que sucedió el día del femicidio de la joven de 22 años madre de una niña de menos de 2.





Ya son cinco las personas detenidas con prisión preventiva por su presunta participación en el femicidio de Agostina Gifsman, ocurrido el 14 de mayo pasado en Neuquén. Están unidas por los lazos más diversos: amistad, matrimonio, tío-sobrino, amantes. El móvil sigue pareciendo inverosímil para los más escépticos; será tarea de un jurado popular determinar su grado de certeza.

Agostina, de 22 años y madre de una nena de menos de dos años, fue asesinada de al menos dos puñaladas el viernes 14 de mayo pasado. Luego su cuerpo fue incinerado en un basural cercano a Centenario.

Para seguir el orden dispuesto por la fiscalía de Homicidios, estos son los cinco detenidos y su presunta participación en el hecho:

Juan Carlos Monsalve. 48 años, ex taxista, vendedor de verduras y combustible, con domicilio en Centenario. Acusado de coautor de homicidio triplemente agravado por haber sido cometido contra una mujer en contexto de violencia de género (femicidio), por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y por haber sido cometido con alevosía.

Juan Carlos Monsalve, acusado de ser el autor material del femicidio de Agostina.

Enzo Monsalve. Sobrino de Juan Carlos, acusado de coautor de homicidio triplemente agravado por haber sido cometido contra una mujer en contexto de violencia de género (femicidio), por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y por haber sido cometido con alevosía.

Julio Maximiliano Zapata. Amigo de Enzo. La misma acusación: homicidio triplemente agravado por haber sido cometido contra una mujer en contexto de violencia de género (femicidio), por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y por haber sido cometido con alevosía.

Ana María Perales. Esposa de Monsalve. La misma acusación que los anteriores, pero en carácter de instigadora.

Gustavo Alejandro Chianese (56), partícipe necesario del homicidio triplemente agravado.


Teléfonos y cámaras


En una extensa audiencia realizada este jueves 2, la fiscal del caso María Eugenia Titanti, el fiscal jefe Agustín García y el asistente letrado Bruno Miciullo desplegaron un arsenal de pruebas en contra de los imputados.

Las estrellas de la investigación son los análisis de los teléfonos celulares de los imputados y de las cámaras de vigilancia de empresas y particulares. De esta manera, el equipo de fiscales y de policías de seguridad personal lograron reconstruir al minuto dónde estaba cada uno de los imputados mientras se ejecutaba el crimen.

Algunos detalles son escalofriantes. Según la fiscalía, Monsalve llamó por teléfono a Perales al mismo tiempo que carbonizaba el cuerpo de Agostina. Y su esposa cambió de inmediato su estado en Facebook.


Facebook: «En una relación»


«El 14 de mayo, Perales se reconcilia con Monsalve. Toma conocimiento que él había cumplido con la exigencia de dar muerte a Gisfman y modifica su situación sentimental en Facebook. Ahora está «en una relación», expresó la fiscal Titanti.

La hipótesis de la parte acusadora es que Ana Perales le exigió a su marido Monsalve que asesine a Agostina, como única manera de reconciliarse.

Monsalve había tenido una relación sexual por dinero con Agostina, que se hizo pública porque la joven subió una foto de ambos a las redes sociales.

El nexo entre el hombre y la joven fue Chianese. Monsalve le pidió que la ayude a encontrarla.

Según relató Chianese a la fiscalía, hubo una reunión en su vivienda entre Monsalve, Ana Perales y él. La mujer «exigía que le hicieran daño a Agostina como una prueba de amor hacia ella».


Escucha telefónica


El 27 de junio, cuando Monsalve ya llevaba más de un mes detenido por el femicidio, la fiscalía grabó con autorización judicial una conversación entre una hermana del imputado y su esposa Perales, quien por entonces estaba libre.

Nieves Monsalve le reprochó a Perales, a la que no tuteó durante la larga charla, que no asumiera su responsabilidad.

«Lo que él hizo (en alusión a Juan Carlos Monsalve) fue porque usted se lo ordenó».

«Sí, si quería volver conmigo… yo no le creía, porque su hermano vive con muchas mentiras» le respondió Perales, evasiva.


Relaciones peligrosas


El lugar del hallazgo del cuerpo de Agostina. Foto: Centenario Digital

Para cometer el femicidio de Agostina, Monsalve se valió de una mezcla de parientes y amigos, según la imputación fiscal.

A través de Chianese logró ubicar a Agostina, y le pidió que se vean en la rotonda del tercer puente, del lado de Cipolletti. La propuesta era un contacto sexual, y la víctima fue desprevenida al encuentro.

Mediante las antenas de telefonía, el equipo de la fiscalía pudo reconstruir qué hizo cada uno de los imputados ese viernes 14 de mayo:

18 hs: Monsalve alquila en Neuquén una Chevrolet Tracker negra.

18:37: Llama por teléfono a Ana Perales, quien se encuentra en San Javier, cerca de Viedma, desde donde monitorea el operativo.

19:20: Monsalve se encuentra con Agostina, quien sube a la camioneta.

19:31: Llama por teléfono a Zapata, quien se encuentra en una camioneta S10 propiedad de Perales manejada por Enzo Monsalve, su sobrino.

Zapata, quien tiene una relación íntima con Perales, es el personaje más curioso de este grupo.

20:11: Monsalve en la Tracker y sus dos cómplices en la S10 ya están juntos en el lugar del hecho.

20:21: Monsalve la llama a Perales otra vez. A esa hora, una cámara de vigilancia detecta el comienzo del incendio del cuerpo de Agostina.

20:43: Los vehículos se retiran. Monsalve llama dos veces a Zapata, y de ahí no se comunican más.

Desde ese momento, los teléfonos de Monsalve y Zapata son captados en el domicilio de Monsalve, en Centenario. Allí se encontraron, durante un allanamiento, elementos quemados y bidones de combustible.


Cambios en la defensa


Juan Carlos Monsalve contrató a un defensor particular, el exjuez Marcelo Muñoz. Se especula que Ana Perales también lo designe como su representante.

La defensora jefa Laura Giuliani y el defensor Pablo Marazzo seguirán a cargo de Chianese, Zapata y Enzo Monsalve.


Comentarios


Seguí Leyendo

Cuñada involucró a la mujer de Monsalve en el femicidio de Agostina: «usted se lo ordenó»