“La idea no era razonable”

#

Municipio, provincia y el club, cuando el proyecto arrancaba

Julio Arriaga, intendente cipoleño en el momento que se lanzó al ruedo la idea y luego presidente del club, dijo haber estado siempre en contra del proyecto, aunque “nunca” le puso piedras en el camino. Para él, un autódromo en la Isla Jordán “no era razonable” por el impacto ambiental que iba a generar en el gran pulmón verde de la ciudad y porque en la zona ya había otros circuitos. Para Weretilneck, por ese entonces secretario de Gobierno y quien firmó en nombre de la comuna, el autódromo tampoco prosperó porque “había quedado chico y era muy problemático ceder las últimas tierras que pedían. Había que correr una calle y el impacto hubiese sido muy grande”.


Comentarios


“La idea no era razonable”