La literatura y las hojas

En este tiempo es probable que mires a tu alrededor y un universo colorido de hojas, que van desde el verde desfalleciente pasando por todos los amarillos hasta el marrón, te sumerjan en el otoño. Hojas caídas, hojas que vuelan. La literatura y las hojas.
La primera referencia que viene a mi memoria es Homero, en el canto VI de la “Ilíada” y hace una analogía con la vida humana que andando los siglos se transformará en un tópico: “Cual la generación de las hojas, así la de los hombres. Esparce el viento las hojas por el suelo, y el bosque, reverdeciendo, las hace brotar al llegar la primavera: de igual suerte, una generación humana nace y otra perece”.
En el poeta griego Mimnermo (s. VII a C.) aparece la comparación con las hojas pero el acento está puesto en la fugacidad del tiempo: “Nosotros, como las hojas que brotan súbitamente al tiempo florido de primavera ante el sol; gozamos por breve tiempo de la flor juvenil, ignorando de parte de los dioses el bien y el mal”.
Hay menciones innumerables a las hojas en la literatura latina, así el poeta Horacio (s. I a C.) aplica la comparación con las hojas a la renovación del lenguaje literario: “Al igual que los bosques cada año cambian sus hojas, caen las primeras, así perece la generación vieja de las palabras, y las otras recién nacidas, con fulgor de jóvenes, florecen y se yerguen vigorosas”.
El tema de las hojas está en una curiosa leyenda de Gustavo A. Bécquer, el poeta español, titulada “Las hojas secas”. En ella dos hojas otoñales arrancadas por el viento se encuentran cerca del narrador que es testigo del diálogo entre ambas. Lamentan su vida pasada en las ramas de los árboles y cuentan la historia trágica (y bien romántica) de dos enamorados. La mujer anticipa el final a su amado: “Porque es imposible. Cuando caigan secas esas hojas que murmuran armoniosas sobre nuestras cabezas, yo moriré también, y el viento llevará algún día su polvo y el mío ¿quién sabe adónde?”.
Camino por el parque y una hoja desprendida vuela hacia mí. La atrapo y es el comienzo de esta columna.


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


La literatura y las hojas