La madre de las batallas





Roca

La batalla crucial de hoy no es entre pobres y ricos para reducir la grieta, no es entre cuarentena sí o cuarentena no, no es entre acreedores de la deuda externa argentina y oferta argentina…


Es entre republicanismo democrático y mafia. La reforma del Poder Judicial esconde la intención de conceder impunidad a los políticos inmiscuidos en flagrantes y cuantiosos actos de corrupción que perjudicaron a la nación.
Nuestra patria está siendo atacada certeramente. ¡Ponte de pie ciudadano! “Es tu rostro, Señor, lo que busco”. “La bondad del Señor espero ver donde moran los vivos”.


En medio de la presente vida, el militante no se desanima, porque grande es la esperanza que le reserva el Señor al final del combate. En medio de la tempestad el Señor habla: hace sentir su poder y su gloria.


Nada es definitivo en esta vida. El Señor alterna para cada uno alegrías y pruebas, según lo necesitemos para crecer en la fe. Muy a menudo nos dejamos sorprender: la prueba nos abate, como si Dios no existiera, y cuando vienen los favores de Dios no nos atrevemos a creer que sea verdad.
“A ti, Señor, me acojo, no quede yo nunca defraudado. Tú que eres justo, ponme a salvo. Inclina a mi tu oído, date prisa en liberarme. Sé para mí una roca de refugio, la muralla que me salve.


Tú me librarás del lazo que me tienden porque eres mi refugio. Porque tu eres mi roca y mi fortaleza estás a mi lado para llevarme y guiarme. En tus manos encomiendo mi espíritu y tú, Señor, Dios fiel, me librarás”.
Nos librarás, a los de corazón puro…


Alberto Félix Suertegaray
DNI 14.169.481


Comentarios


La madre de las batallas