La “nueva movilidad”

BUENOS AIRES

Para alcanzar una “nueva movilidad”, se requiere sumar el desarrollo de políticas proactivas del transporte público y colectivo con la mira puesta en la  planificación urbana y bajo el criterio que considera al sistema de transporte público de pasajeros, junto con la educación, la asistencia sanitaria, los equipamientos culturales y espacios públicos cualificados (entre otros derechos) como parte del “salario ciudadano o indirecto”.


Estas políticas proactivas se encuentran orientadas a la transformación profunda y conceptual de infraestructuras y sistemas que hagan a la operatividad del TPP realmente seguro, eficiente y sostenible.


Algunas de esas políticas ya se empezaban a aplicar en algunas localidades antes de la pandemia del Covid 19.
La respuesta a esta pandemia nos brinda la oportunidad de repensar nuestro enfoque de la infraestructura y sistema de transporte de la ciudad.


Algunos ejemplos  son los siguientes:
- Nuevos carriles de autobús y “puertas de autobús” 8en los puntos de entrada al centro de las ciudades, lo que limita el tránsito de vehículos privados en determinadas horas del día)
- Mayor uso de superficie para calzada de colectivos.
- Ampliar la superficie de paradas y plataformas.
- Intermodalidad del transporte urbano. (por ej, desde el domicilio en bicicleta hasta una parada de transporte público con “guarda” de la misma, para tomar un colectivo que lo lleve a su oficina y viceversa).


El tiempo pasa y la “inercia” puede llevarnos a aplicar los mismos o similares  procedimientos que fracasaban antes de la pandemia.


Eduardo Bertotti
Director ISEV


Comentarios


La “nueva movilidad”